Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FORMULA UNO

"Salgo muy reforzado en el campeonato"

Fernando Alonso dedica a la afición el segundo puesto y admite que debe mejorar su Ferrari para aspirar al título.

Alonso saluda al público.
"Salgo muy reforzado en el campeonato"
EFE

Fernando Alonso es un piloto extremadamente frío, no tanto como Kimi Raikkonen, pero frío. Le cuesta expresar sus sentimientos, hacer partícipe al público de sus emociones. Pero ayer rebosó felicidad en Montmeló y la expresó abiertamente, tanto en sus gestos como en las palabras que pronunció.

"Estoy muy feliz. Nos han caído dos posiciones en las últimas vueltas. Ha sido excepcional. Ha sido un buen regalo para la afición. Hasta ese momento, cuarto era lo máximo a lo que podíamos optar. Cuando se ganan dos posiciones en la última parte de la carrera sin esperarlas, te deja un sabor de boca muy especial", comentó rodeado de micrófonos y cámaras.

El asturiano sale del Gran Premio de España en una excelente posición para atrapar en el futuro el liderato del Mundial. Un hecho que celebró: "El resultado ha sido genial de cara al campeonato. Todavía estamos en las primeras carreras pero este ha sido un buen fin de semana ya que los Red Bull se mostraban casi intratables, y salir reforzado de cara al campeonato en un Gran Premio difícil como este, te da mucha alegría para afrontar otras pruebas donde podamos ganar".

Un año más, la marea de aficionados llevó en volandas a Alonso, que quiso compartir la alegría con todos sus fanáticos: "Esta victoria es para mí, para el equipo pero sobre todo para la afición, que ha estado aquí apoyando todo el fin de semana. Ojalá la próxima carrera que se dispute en España, en Valencia, la pueda ganar".

Pero el ovetense, un tipo exigente y ambicioso, es consciente de que su Ferrari compite en inferioridad de condiciones respecto al Red Bull y que circunstancias como las de ayer no se producirán habitualmente. Confeccionó su lista de deberes: "Hay que mejorar cosas, la carga aerodinámica no es la suficiente en circuitos como Montmeló, pero creo que tenemos un coche con posibilidades de ganar el campeonato de mundo, porque quedan 19 circuitos diferentes y tenemos un coche muy completo, en alguno nos faltará un poco pero en otros tendremos más que ellos. Tenemos que seguir trabajando al máximo y seguro que llegarán los frutos. A veces estaremos en el podio, en otras ocasiones ganaremos. De eso estoy seguro".

Otro de los centros de atención en el paddock fue Jaime Alguersuari. El catalán sigue progresando a pasos agigantados. Entró en la zona de puntos por segunda vez en su carrera y regaló detalles de su clase, como en la salida.

El piloto de Toro Rosso apuntó: "Ya dije que solo me valía puntuar. Cuando me he sentado en el coche y he visto el público de Montmeló y de reojo el Club de Fans que lleva mi nombre, he visionado la salida antes de que esta se produjera. He hecho la mejor salida de mi vida. Hay ocasiones en que por un punto hay que dar la vida... y hoy lo era".

Remató su intervención lanzando un mensaje de confianza en el futuro inmediato: "Estoy muy contento, sé que podía haber terminado séptimo u octavo, pero en definitiva he demostrado lo que he dicho tantas veces: nuestro Toro Rosso a plena carga es capaz de ser competitivo para puntuar siempre".

Finalmente, Pedro de la Rosa, otro piloto que corría en casa, no encontraba consuelo a su desastrosa temporada con Sauber. Los problemas mecánicos y otros infortunios se están cebando con el catalán. El suyo fue un canto desconsolado: "Estoy muy frustrado. Tenía guardadas muchas esperanzas en este Gran Premio ante mi afición pero todo se ha ido al traste en la salida. El coche se ha vuelto ingobernable".

Etiquetas