Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

"Ya sabemos quienes somos"

Pulido forcejea con Arizmendi durante un entrenamiento.
"Ya sabemos quienes somos"
e. muñoz

Rubén Martín Pulido, el defensa central del Real Zaragoza, destaca siempre por su sinceridad y por su buen tino a la hora de analizar la actualidad o de emitir juicios respecto del equipo. Por eso es digno de tener en cuenta el modo con el que el madrileño resumió ayer buena parte de lo que acontece en el equipo blanquillo en lo que va de temporada y que ha derivado en la grave situación deportiva que se vive ahora mismo. "Al entrar en descenso, nos hemos dado cuenta ya de quienes somos y de donde estamos. Nosotros y la gente, algo que es muy importante. Somos el Zaragoza que acaba de ascender de Segunda, no somos el Zaragoza de la Recopa", advirtió con toda la intención Pulido para remarcar el verdadero nivel futbolístico que presenta el actual equipo blanquillo, penúltimo en la tabla clasificatoria con solo 13 puntos.

 

El zaguero, titular como central desde el pasado domingo, argumentó una rueda de prensa de manera muy didáctica en busca de puntos de luz y de apoyos exteriores que puedan facilitar la permanencia en Primera de aquí a mayo. "Creo que hemos entrado en descenso en una buena fecha para darnos cuenta de lo que hay. Mucho mejor que hacerlo a falta de solo 5 o 6 jornadas, que habría sido mucho más peligroso. Ahora, todo el mundo debemos darnos cuenta de dónde estamos, poner los pies en el suelo y trabajar duro. Nosotros en el campo, la gente en la grada animándonos y vosotros (por la prensa), en lo que podáis echar una mano, que no nos vendría mal", añadió en su tesis.

 

Pulido solicitó mesura en las reacciones personales y colectivas a partir de mañana. "Hay que pensar que queda muchísimo tiempo por delante, que la situación actual no es definitiva y que, por lo tanto, hay que actuar con tranquilidad. El objetivo es llegar al último partido en una situación que no sea agonizante y para eso hay que ir paso a paso, no se puede hacer todo de golpe", aconsejó.

 

El defensor blanquillo no se escondió en ningún momento. "Sabemos que la situación es muy difícil", reiteró dos veces. "Hay que mejorar muchísimas cosas", señaló sin tapujos. "En el vestuario, esta es una situación complicada en la que hay que saber sobrevivir", remarcó también.

 

Y, como lema de optimismo para aplicar desde mañana en Barcelona, este fue su remite: "Nos sentimos capaces de ganar fuera de casa y estamos ya preparados para que empiecen esos triunfos a domicilio después de tanto tiempo sin hacerlo. Hasta ahora hemos visitado los campos más difíciles. Ahora ya nos toca vencer a nosotros", auguró Pulido.

Etiquetas