Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SD HUESCA

"A Sabadell vamos a ganar"

Ángel Royo debuta oficialmente en el banquillo azulgrana y se muestra optimista respecto al rendimiento de sus jugadores.

Ángel Royo, concentrado, en el asiento del autobús azulgrana, antes de partir hacia Sabadell.
"A Sabadell vamos a ganar"
J. BLASCO

El Huesca debutará finalmente esta tarde (18.00) en el estadio de la Nova Creu Alta, de Sabadell, ante uno de los recién ascendidos a la categoría de plata del fútbol español. Tras la solución alcanzada entre el sindicato de futbolistas y la Liga Profesional, que supuso la desconvocatoria de la huelga prevista también para este fin de semana, plantilla y cuerpo técnico confesaban que esperaban con impaciencia el momento de empezar la competición, para lo que llevan preparándose desde el inicio de esta pretemporada.

En la rueda de prensa habitual antes de los encuentros oficiales, Ángel Royo, técnico azulgrana, destacaba que ve al equipo «con ganas de competir». «Los jugadores y nosotros tenemos buenas sensaciones, estamos trabajando muy bien y ahora solo nos falta ver como competimos. Estamos seguros de que vamos a plantar cara y de que vamos a hacer un buen partido», apuntaba de cara al primer choque de los oscenses en esta temporada.

Respecto al rival, el Sabadell, pese a haber ascendido este año a la segunda división, es un equipo con «mucha experiencia, sus componentes llevan muchos años jugando al fútbol, el entrenador conoce muy bien la categoría y sabe perfectamente cómo juega el equipo. Tiene continuidad respecto a lo que hacía el año pasado, y sabe sacar mucho provecho de la estrategia. Es un conjunto aguerrido, fuerte, al que le van bien los marcadores cortos», destacaba Royo.

Para el entrenador de la SD Huesca hoy es un día muy especial, ya que supone su debut oficial como entrenador de la categoría de plata del fútbol español, en el banquillo del equipo de su tierra. Aunque esto no preocupa demasiado al altoaragonés, que confiesa estar «tranquilo. Este día tenía que llegar, y por fin ha sucedido». «Para el equipo, esa chispa de la competición es la que necesitábamos para ir subiendo, crecer cada día un poquito más. Desde que ayer conocimos la noticia, ya se ha visto más intensidad incluso en los entrenamientos», añadía para restar importancia a su estreno en el banquillo.

En cuanto al sistema de juego y a los primeros 18 convocados, el monegrino afirmó que la idea es la misma que si hubiera habido partido la semana pasada, ya que durante toda la pretemporada han estado trabajando sobre un sistema más o menos fijo, con algunos ligeros ajustes, pero que ahora está perfectamente definido, tanto que los propios jugadores saben perfectamente «quién va a jugar». «Tenemos que ser un equipo para el que el primer objetivo es la mantener nuestra puerta a cero. A lo mejor llegamos menos, pero con más gente y creando más peligro. Intentaremos tener la posesión, abrir bien el juego por las bandas, prestar atención especial a las segundas jugadas y procurar acudir al remate con más presencia en el área», resumía el técnico como filosofía sobre la que se basará el juego del conjunto oscense. «De todos modos, es un sistema muy similar al del año pasado, en el que variábamos este esquema con el de dos puntas, pero con la filosofía muy parecida», concluía Ángel Royo.

A pesar de que el calendario inicial le 'premió' al Huesca con el inicio de liga en el Alcoraz, la huelga de la primera jornada ha supuesto que al comenzar directamente con el segundo partido de la liga regular los azulgranas se estrenen lejos de su feudo. El entrenador oscense opinaba al respecto que «nunca se sabe si es mejor empezar fuera o no». «A Sabadell vamos a ganar, así que en ese sentido tampoco nos influye demasiado. Sí que es cierto que el público tendrá ganas de fútbol, que el apoyo de la grada será muy importante y que hubiera sido muy bonito comenzar en casa frente al Barcelona B, pero es lo que hay y no vamos a cambiar por eso nuestra manera de jugar», indicó.

Ángel Royo quiso destacar igualmente la importancia de comenzar con buen pie una competición en la que es muy importante mantener la concentración en el campo durante los 90 minutos que dura un encuentro. «Los sistemas los hace un poco la plantilla disponible, yo no vine con uno predefinido, depende de lo que tengas haces lo posible para sacar el máximo provecho. Lo más importante es no tener miedo ante ningún rival, ir a buscar el partido, ser el dueño del ritmo, que se juegue como nosotros queremos. Y, por supuesto, ser respetuosos con los rivales y con los árbitros. En estos primeros encuentros, sobre todo, el que menos temor demuestre, menos fallos cometa, y al que menos le afecten las altas temperaturas y sepa mantener la tensión hasta en los últimos minutos de cada parte, tiene mucho ganado», declaró el técnico azulgrana. «Estoy cómodo, estoy tranquilo. Este es un sitio en el que estoy disfrutando y en el que puedo transmitir claramente las ideas al equipo, mi filosofía. Ahora lo importante es que empecemos a ganar partidos y esas victorias serán las que nos den la confianza para jugar mejor cada día y disfrutar en el campo. Sea quien sea nuestro rival vamos a salir siempre a ganar», concluía Royo.

Esta tarde comienza una nueva temporada del Huesca en Segunda División, con la ilusión y las ganas intactas del primer día, pero también con la tranquilidad y la confianza que da la experiencia de los dos últimos años, gracias a los cuales las metas y los objetivos deben estar cada año más altos.

Etiquetas