Despliega el menú
Deportes

MOTOCICLISMO

Rossi manda en casa

El italiano domina en los primeros entrenamientos de Mugello.

Rossi se refresca tras acabar en cabeza en la primera sesión.
Rossi manda en casa
EFE

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) mandó en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Italia de MotoGP que se disputaron ayer en el circuito de Mugello, y el español Pol Espargaró (Derbi) y el sanmarinense Alex de Angelis (Force GP210) lo hicieron en sus respectivas categorías.

Aunque dijo no encontrarse al ciento por ciento de sus condiciones físicas por unas molestias en un hombro, el nueve veces campeón del mundo no dio ninguna opción a sus rivales y mandó a lo largo de toda la hora de entrenamientos libres en la pista toscana.

"Todavía me duele el hombro pero hemos visto que en este circuito no nos va del todo mal y no he sufrido lo mismo que en Le Mans", comentó Rossi, aunque agregó no saber cómo responderá su articulación a lo largo de todo el fin de semana.

Rossi marcó su mejor vuelta rápida muy pronto y desde que se colocó al frente de la clasificación ninguno de sus rivales pareció poder hacerle sombra hasta el final, cuando el español Jorge Lorenzo comenzó a tirar con fuerza, pero al final se tuvo que conformar con quedarse a 369 milésimas de su compañero de escudería.

En los últimos minutos de entrenamientos Rossi apretó su rendimiento y logró superar la barrera de los cincuenta segundos al marcar un crono de 1:49.751. "Hemos trabajado bien, probando un montón de cosas distintas en la puesta a punto de la moto tanto con neumáticos Bridgestone de compuesto blando y duro y siempre hemos ido rápido", reconoció el nueve veces campeón del mundo.

El australiano Casey Stoner volvió a rodar por los suelos al quedarse, al parecer, sin presión en el circuito hidráulico de los frenos delanteros de su Ducati, lo que le obligó a salirse de la pista y, literalmente, tirarse al suelo para evitar impactar contra las defensas de los guardarraíles. Por su parte el español Dani Pedrosa no arriesgó y acabó en quinta posición a más de un segundo de Rossi. "No nos hemos vuelto locos en este primer día de entrenamientos en Mugello, y nos hemos centrado principalmente en probar neumáticos, porque aquí es muy importante una buena selección pensando en las prestaciones de los mismos durante la carrera. Las condiciones de la pista no eran malas, pero el asfalto deslizaba un poco, así que mañana (por hoy) mejoraremos los tiempos seguro", aseguró Pedrosa.

El sanmarinense Alex de Angelis (Force GP210) fue el encargado del cambio de panorama que se registró en la primera jornada de pruebas en un circuito tan complicado y técnico como es el de Mugello para las nuevas Moto2, en donde el líder del campeonato, el español Toni Elías (Moriwaki) sufrió para conseguir acercarse a los registros de cabeza de la categoría y acabó undécimo.

El líder inicial de la categoría volvió a ser el español Álex Debón (FTR), pero su hegemonía duró muy poco tiempo y enseguida le relevaron en esos menesteres su compatriota Sergio Gadea (Kalex), al final segundo, justo por delante de Julián Simón (Suter).

Desde los primeros minutos de 125 c.c. la representación española dejó claras sus intenciones, dominando casi en todo momento salvo por tímidas apariciones del suizo Randy Krummenacher o el británico Bradley Smith.

Aunque el primer líder de la tabla de tiempos fue Nicolás Terol (Aprilia), la jornada transcurrió en un bonito mano a mano entre éste y Pol Espargaró (Derbi), que se resolvió por 58 milésimas de segundo en favor de éste. En los minutos finales e intentando evitar los rebufos de sus rivales, Pol Espargaró marcó el mejor tiempo, secundado por Terol y con el suizo Krummenacher en la tercera plaza, tras doblegar a Márquez, Vázquez y Rabat, pero cualquier cosa podía suceder y así pasó.

Terol atravesó la línea de llegada y limó las cincuenta milésimas que le llevaba Espargaró y le superó por otras 111 más para colocarse primero, pero instantes después todo cambió, cuando Pol Espargaró, que se encontraba todavía en pista y marchaba a ritmo de vuelta rápida, relegó a Terol a la segunda plaza por apenas 58 milésimas de segundo.

Etiquetas