Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

Robinho, detenido por presunta violación

El jugador brasileño, tras ser interrogado por la policía, fue puesto en libertad bajo fianza. La denuncia procede de una joven estudiante.

Robinho avanza con el balón, en un partido con el Manchester City.
Robinho, detenido por presunta violación
EFE

Robinho, delantero del Manchester City, fue detenido el martes, acusado de una agresión sexual en un club nocturno, aunque salió después en libertad bajo fianza, según confirmaron la policía y el portavoz del propio futbolista, quien aseguró que el jugador más caro de Gran Bretaña había "negado enérgicamente" los hechos.

"Robinho ha hablado con la policía, tal y como se había acordado previamente en el marco de una investigación criminal", declaró su representante, Chris Nathaniel. "Él rechaza cualquier acusación de haber cometido un delito o un crimen y se alegrará de cooperar con la policía si fuera requerido de nuevo", añadió.

La policía de West Yorkshire, en el norte de Inglaterra, confirmó que un hombre fue detenido e interrogado en relación con una grave agresión sexual en un club nocturno de Leeds, el pasado 14 de enero. Un portavoz añadió que el sujeto en cuestión fue puesto en libertad bajo fianza, a la espera de que vuelva a ser citado a declarar. Por su parte, el Manchester City declinó hacer comentarios sobre el asunto.

Según el periódico 'The Sun', una joven estudiante acusó a Robinho de haberla violado en la discoteca 'The Space' de Leeds. Según esa fuente, el brasileño, casado y padre de un hijo, acudió al local con sus compañeros de equipo.

Hace una semana, Robinho abandonó la concentración de su equipo en Tenerife para regresar a Brasil. Alegó un "asunto familiar importante", aunque al parecer podría tratarse de su fiesta cumpleaños. Regresó a Manchester el pasado domingo y al día siguiente habló con su entrenador, Mark Hughes, quien anunció que el brasileño sería multado por haber abandonado la concentración sin permiso.

Robinho fichó en septiembre pasado por el Manchester City, poco después de que el jeque Mansur bin Zayed al Nahyan comprara el club inglés. El City pagó por él al Real Madrid 40 millones de euros. Según la prensa, Robinho no está del todo a gusto en el Manchester City y se sintió muy decepcionado cuando fracasó el audaz intento del dueño de su club de fichar a su compatriota, el astro del Milán Kaká, en el mercado de enero.

Aficionado a las fiestas

Robinho siempre ha arrastrado la reputación de ser aficionado a las fiestas nocturnas. Cuando jugaba en el Real Madrid ya tuvo problemas con el técnico italiano Fabio Capello. Regresó tarde de Brasil, donde disputó un partido con su selección, y fue visto en una discoteca la noche anterior.

Como futbolista del Real Madrid, se llegó a filtrar, desde el propio club blanco, que el jugador brasileño llegaba en mal estado a los entrenamientos, después de haber permanecido de fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Etiquetas