Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Reynaldo Benito "Es una pena, pero hay que ser positivos"

Las sonrisas de la víspera se convirtieron en caras largas, pero sin embargo la preocupación no invade a los mandatarios rojillos. Saben que el ascenso llegará y por eso señalaron que la derrota de ayer no es más que "un tropiezo".

Así, el presidente del CAI Zaragoza, Reynaldo Benito, afirmó tras el encuentro que fue "una pena porque teníamos la posibilidad de subir a la ACB, pero hay que ser optimista, ha sido un traspié". La cabeza visible del club habló del partido e indicó que fue un encuetro "raro, muy complicado, con muchos fallos en los tiros libres, mucha permisividad arbitral con el rival" y añadió que para volver a la senda del triunfo, y en consecuencia a ascender a la ACB, hay que "recuperar la línea en la que estamos toda la temporada". "Tampoco pasa nada, lo que hay que hacer es ganar el viernes", añadió.

Benito no consideró que el de ayer fuera el peor partido de los rojillos esta temporada, "lo que pasa es que era el momento y se ha jugado bastante mal, con precipitación. Nos hemos desquiciado un poco con el arbitraje y luego hemos estado a punto de darle la vuelta, pero entonces han llegado los fallos en los libres".

Sobre la posibilidad de que se haya visto la liga ganada antes de tiempo, el presidente comentó que no cree que se haya celebrado antes de tiempo. "Es inevitable que en esta situación, a tres partidos de acabar, haya euforia, pero el equipo ha estado muy ausente de todo eso y ha estado centrado. En realidad ha sido un mal partido, pero yo estoy seguro que los jugadores no han salido a la cancha pensando que la liga estaba ganada", dijo.

Por último, Reynaldo Benito quiso lanzar un mensaje tranquilizador y optimista: "Hay que ser positivos, tirar para adelante y ganar en Zaragoza".

Cerca de él y en el exterior del pabellón, el director general del CAI, Alberto García Chápuli no dejaba de hablar por teléfono. Había que comentar las malas noticias con familiares y amigos. Sin embargo, en sus primeras declaraciones lo que quiso fue desdramatizar tanto la situación como la derrota ante el Palma, ya que considera que el objetivo sigue estando muy cerca.

"Tenemos que desdramatizar. Hemos estado trabajando muy duro durante ocho meses para estar en una posición ventajosa sobre nuestros rivales de cara al ascenso directo. Lo hemos logrado y la primera oportunidad que hemos tenido nosotros la hemos fallado. No pasa nada. El viernes tenemos una nueva opción ante 11.000 caístas y entonces no se puede escapar".

El director general mantuvo su argumento, ya que esta temporada se han vivido "meses excelentes, de muy buen juego y vamos a rematarlo". García Chápuli achacó la derrota a "muchas circunstancias, pero tenemos otra oportunidad". Esa es en la que no se puede volver a fallar. Él y todos lo saben.

Etiquetas