Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ATLETISMO

Reyes Estévez y Nuria Fernández se desvinculan de la Operación Galgo

El atleta asegura que su presencia en fotos junto a personas implicadas en el caso no obedecen a su participación en actividades prohibidas.

Nuria Fernández declaró ayer en calidad de testigo.
Reyes Estévez y Nuria Fernández se desvinculan de la Operación Galgo
JUAN CARLOS HIDALGO/EFE

Reyes Estévez, ex campeón de Europa de 1.500, y Nuria Fernández, oro continental en 1.500, desmintieron su implicación en la Operación Galgo después de declarar ayer en el juzgado de Instrucción número 24 de Madrid en calidad de testigos. Ambos aseguran ser totalmente inocentes, y estar muy tranquilos con las informaciones que se han ido desvelando en las últimas semanas.

Estévez se ratificó en que nunca utilizó sustancias prohibidas, y dijo que estuvo «en el lugar equivocado en el momento equivocado», y aseguró que su presencia en fotos junto a personas implicadas en el caso no obedecen a su participación en actividades prohibidas. «He comentado lo que vi al fiscal, a la jueza y a los abogados. En esa reunión no hubo sustancias dopantes, y estoy tranquilo porque nunca utilicé ni vi sustancias prohibidas», afirmó.

El ganador de dos medallas de bronce mundialistas se vio involucrado en la Operación Galgo por haber entrenado con Manuel Pascua Piqueras, uno de los imputados en el caso que instruye la juez Mercedes Pérez Barrios. «Estoy centrado en acabar todo este asunto para volver a entrenar con normalidad. De momento los entrenamientos me los está supervisando Luis Manuel Landa, porque es uno de los requisitos para poder utilizar la residencia Blume», dijo.

Nuria Fernández se mostró «muy tranquila» tras «decir toda la verdad» durante su declaración. «He venido en calidad de testigo y he dicho toda la verdad. No me han enseñado ninguna foto. La juez me ha parecido muy maja. He entrado un poco más intranquila y he salido más tranquila porque nunca había estado en esta tesitura, pero ha ido todo bien», afirmó. La mediofondista madrileña detalló que durante su declaración, que se prolongó durante poco más de media hora, respondió a preguntas de la juez, la fiscal, el abogado del Estado y los letrados de Eufemiano Fuentes y Manuel Pascua, dos de los imputados en el caso.

Tras ellos, el turno fue para la atleta Digna Luz Murillo. La colombiana, esposa del futbolista Perea, señaló que nunca vio una sustancia dopante y negó estar implicada en la Operación Galgo.

También pasó ante la juez Eugenio Barrios. El atleta señaló que tiene la conciencia tranquila y que no tiene nada que ver con el tema. «Me he reunido con ciertas personas, las pruebas están ahí, pero de ahí a que me haya dopado, hay un mundo», afirmó el toledano a su salida.

Por último, y por otra línea de investigación, declaró como imputado José Luis Pascua. El entrenador se declaró «totalmente inocente» y que, aunque habían denegado una orden para registrar su casa, él no puso ningún problema en que buscaran cualquier indicio en su domicilio e incluso llegó a ofrecer su ordenador personal.

Etiquetas