Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL

Regreso a la casa blanca

El aragonés Arbeloa pasó ayer el reconocimiento médico y firmó con el Real Madrid para las próximas cinco campañas.

Arbeloa, ayer en Madrid, durante el reconocimiento médico.
Regreso a la casa blanca
efe

Álvaro Arbeloa es otra de las perlas de la cantera blanca que regresa al club en el que ultimó su formación. El aragonés representa, junto a Esteban Granero, la apuesta de Florentino Pérez por los jugadores del filial madridista; y tres años después de su salida de la entidad, vuelve por la puerta grande al equipo en el que siempre quiso triunfar.

 

Arbeloa representa al típico jugador blanco del filial "despreciado" en la última década. Pocos han conseguido subir de directamente al primer equipo sin pasar por otros clubes antes de quedarse definitivamente. En su caso, fue directamente vendido, sin opción de vuelta, en 2006, cuando fue traspasado al Deportivo por 1,6 millones de euros.

 

Antes, comenzó su carrera en el Zaragoza (1995-2002), donde se trasladó con su familia a la edad de cuatro años e ingresó en la Ciudad Deportiva con 12. Desde allí pasó, ya en edad juvenil, a la cantera del Real Madrid, donde terminó su formación. Y aunque nació en Salamanca, Álvaro se siente aragonés por todos los costados.

 

El defensa llegó incluso a jugar dos partidos con el primer equipo del Real Madrid, pero en el verano de 2006 fue traspasado al Deportivo, donde llegó a disputar 20 encuentros. Fue Rafa Benítez quien finalmente confío en el canterano. El 31 de enero de 2007 fue traspasado al Liverpool por cuatro millones de euros, los mismos que ha pagado el Real Madrid dos años después para traerle de vuelta a casa.

 

Su explosión definitiva se produjo con los "reds" en la Premier, donde fue un jugador importante del equipo junto a grandes futbolistas como Xabi Alonso, Steven Gerrard o Fernando Torres. Jugó 66 partidos y marcó 2 goles. Además, es internacional absoluto, y formó parte del equipo que conquistó la Eurocopa.

Etiquetas