Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MONTAÑISMO

Regresan a España Edurne Pasabán e Iván Vallejo tras coronar el monte Dhaulagiri

Con esta ascensión, Vallejo ha pasado a integrar el selecto grupo de los ocho montañeros que han escalado las catorce cimas más altas del mundo sin oxígeno artificial, mientras que Pasabán se ha convertido en la tercera mujer en coronar diez montañas con más de ocho mil metros de altura.

La española Edurne Pasabán y el ecuatoriano Iván Vallejo han regresado a España "aliviados y orgullosos" tras haber alcanzado en el Himalaya la cima del monte Dhaulagiri, de 8.167 metros, después de haberlo intentado en tres ocasiones.

Con esta ascensión, Vallejo ha pasado a integrar el selecto grupo de los ocho montañeros que han escalado las catorce cimas más altas del mundo sin oxígeno artificial, mientras que Pasabán se ha convertido en la tercera mujer en coronar diez montañas con más de ocho mil metros de altura.

A su llegada al aeropuerto de Barajas en un vuelo procedente de Tailandia, Edurne Pasabán ha relatado que la ascensión ha sido un trabajo duro, ya que había que terminar la expedición rápido por el clima.

Tras destacar que es una montaña difícil, ha recordado que intentó por primera vez alcanzar la cima del Dhaulagiri en 1998 y ha dicho que "ahora pienso: '¿a dónde iba yo entonces?'. Era una ilusa. Una montaña así. Hemos encontrado mucho hielo y unas condiciones muy duras".

Ahora Pasabán tiene previsto descansar durante el verano, mientras sigue entrenado para afrontar su próximo reto, la ascensión a Manaslu, en Nepal, que afrontará en septiembre.

Hasta el momento la montañera vasca ha alcanzado las cimas del Everest (8.848m.) en 2001; Makalu (8.035m.) y Cho Oyu (8.201m.), en 2002, Lhotse (8.516m.) y Gasherbrum I (8.163m.) y II (8.035m.), en 2003; K-2 (8.611m.) en 2004; Nanga Parbat (8.125m.) en 2005 y Broad Peak (8.047m.) en 2007 han sido las cimas que la montañera guipuzcoana ya ha conseguido ascender.

Le restan cuatro colosos para cumplir su sueño: Shisha Pangma (8.046m.), Annapurna (8.091m.), Manaslu (8.163m.) y Kangchejunga (8.586m.).

 

"Alivio, felicidad y gratitud"

Por su parte, el ecuatoriano Iván Vallejo, de 47 años, ha expresado su "alivio, felicidad y gratitud" tras ascender la cima del Dhaulagiri, lo que había intentado en dos ocasiones anteriores.

"El año pasado además murieron un par de amigos y esos antecedentes te predisponen para que vayas más preocupado. He tenido muy mal el estómago por los nervios, ya que es una montaña compleja", ha señalado Vallejo.

Ahora el montañero tiene previsto celebrar su ascensión a los catorce ochomiles en España durante los próximos días, antes de viajar a Ecuador, a partir del 20 de mayo a Ecuador, para dedicarse "a hacer de chófer de mi hija", a la que, ha dicho "he desatendido con tanto entrenamiento".

Todo eso, antes de empezar a entrenar de nuevo para iniciar una expedición a los Alpes y a Alaska, entre otros lugares.

Etiquetas