Despliega el menú
Deportes

El Real Zaragoza se hunde en la nada

El conjunto aragonés encajó una derrota por la mínima ante el Mallorca y encadena su octavo partido consecutivo sin ganar.

Real Zaragoza 0 R.C.D. Mallorca 1
Real Zaragoza 0 R.C.D. Mallorca 1
A PHOTO AGENCY

No hubo reacción ni soluciones. El conjunto aragonés parece haber hecho de la nada más vacía y absoluta su seña de identidad y, con ella, se plantó ante un Mallorca al que le bastó con presentarse en el partido para llevarse los tres puntos. Confiado de que el grupo estaba iniciando una dinámica positiva, Javier Aguirre decidió confiar en diez de los once que salieron como titulares en Granada. Esta decisión implicó la repetición de una línea defensiva que no estuvo a la altura y que, a la postre, fue la máxima responsable del único tanto del partido.

Franco Zuculini, improvisado lateral derecho, destapó el tarro de sus carencias a cada control y, poco a poco, fue aumentando un agujero en el perfil diestro por el que se coló Cáceres para servir el gol mallorquinista. El lateral izquierdo de los bermellones colocó un perfecto centro que, en el segundo palo, encontró la cabeza de Víctor Casadesús. Roberto, al que se le exige que pare todos los balones que llegan a su portería, no pudo blocar y La Romareda enmudeció de pura desesperación.

El público zaragozano tuvo que presenciar un despropósito de partido que explica a la perfección porqué los aragoneses figuran como colistas de la clasificación. Especialmente doloroso fue un fallo en cadena que evidenció la nula capacidad de jugar el balón que poseyó la defensa local. Esta vez con Ponzio y Pinter como máximos protagonistas. El húngaro, en el área, no supo sacar la pelota hasta en dos ocasiones y terminó sirviendo para el mediocentro argentino que, de improviso, regaló el esférico a Pereira. El colombiano abrió hasta Álvaro y el joven canterano bermellón estrelló su lanzamiento contra la madera. Un susto que predijo la descomposición en la que se encontraba la zona trasera del Real Zaragoza.

Tampoco en ataque estuvieron más finos los jugadores blanquillos. Solo dos tímidos intentos, obra de Postiga y Micael, fueron lo más parecido a una ocasión de gol que los locales supieron fabricar en los primeros 45 minutos. Tampoco es que posteriormente hubiera algo más. Mención aparte merece la actuación de Fernando Teixeira Vitienes. El colegiado completó una actuación desafortunada en la que permitió a los de rojo cualquier tipo de entrada para frenar las acometidas aragonesas. Particularmente desquiciado terminó al respecto Juan Carlos, que fue derribado repetidas veces en cada intento de desborde que practicó.

Sin reacción

Javier Aguirre detectó el hueco existente en el perfil diestro de la zaga y, para la segunda parte, decidió colocar a Barrera allí. Lafita sustituyó al desafortunado Zuculini y, además, Ortí entró por un desaparecido Luis García. La propuesta, sobre el papel más ofensiva, no surgió efecto y los aragoneses no consiguieron inquietar al Mallorca en ningún instante. Ni siquiera cuando los baleares decidieron dar un paso atrás para tratar de guardar la ropa.

Antonio Tomás, que todavía no había debutado con la camiseta blanquilla, tuvo la alternativa en el 62 cuando, por lesión, Micael abandonó el terreno de juego. Incapaces de crear peligro, los aragoneses veían como pasaban los minutos ahogados en su propia inoperancia. Roberto sacó sendas ocasiones a Nsue y Casadesús y solo Lafita conseguía lanzar a puerta. En este escenario ni siquiera la clásica subida a la heroica hizo su aparición. El drama de la nada no dio opción a la esperanza y la derrota se hizo inevitable.

Con el tiempo cumplido, la afición de La Romareda, abandonada a la resignación en lo que duró el juego, expresó su malestar con la situación en la que se encuentra sumida la institución zaragozana. Una pitada acompañada de pañuelos que se sumó al rotundo grito “¡Zaragoza sí, Agapito no!” con el que se había abierto el encuentro. Signos de dolor por un equipo que huele a muerto.

Ficha técnica:

0 - Real Zaragoza: Roberto; Zuculini (Lafita, min.46), Pinter, Lanzaro, Abraham; Ponzio; Barrera, Rúben Micael (Antonio Tomás, 62), Luis García (Ortí, min.46), Juan Carlos; y Hélder Postiga.

1 - RCD Mallorca: Aouate; Cendrós, Chico Flores, Ramis, Cáceres; Pereira, Pina (Joao Víctor, min.82), Tissone, ChoriCastro (Nsué, min.70); Víctor y Alvaro (Tomer, min.76).

Gol: 0-1. min.39. Víctor.

Arbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla al local Luis García y al visitante Cendrós.

Incidencias: partido correspondiente a la decimosexta jornada de liga disputado en el estadio de La Romareda ante unos 22.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del que fuera jugador del Real Zaragoza entre las temporadas 1971 y 1973, Salvador Bustamente

Etiquetas