Despliega el menú
Deportes

SD HUESCA

"Es una cuestión de la plantilla más que del entrenador"

El gerente y portavoz del Consejo de Administración de la Sociedad Deportiva Huesca, Raúl Ojeda, dice que se sigue confiando en el técnico Quique Hernández y habrá fichajes en el inminente mercado invernal.

El gerente del Huesca, Raúl Ojeda, en una imagen de archivo
"Es una cuestión de la plantilla más que del entrenador"
RAFAEL GOBANTES

Ayer era día de reflexión y cambios en el ámbito político mientras la Sociedad Deportiva Huesca realizaba un análisis detallado de la complicada actualidad en boca de su gerente y portavoz del Consejo de Administración, Raúl Ojeda. El vitoriano ofreció una rueda de prensa en la que se tocaron los aspectos principales de un equipo que, cumplido el primer tercio de la liga, es colista con ocho puntos. De cómo se va a tratar de enmendar la situación versaron buena parte de sus palabras. Se sigue confiando en el técnico Quique Hernández y habrá fichajes en el inminente mercado invernal que refuercen a un grupo de futbolistas del que el club azulgrana esperaba más en algunos casos.

Ojeda comenzó reconociendo que "estamos en un momento muy, muy complicado. Me gustaría decir que por las sensaciones vamos a más. Así hubiese sido tras el partido con el Valladolid, pero el sábado en Soria estas no volvieron a ser buenas pese a sumar un gran punto", apuntó. Son días de permanecer unidos y de hablar, de hablar mucho. "Insistimos con la plantilla cada semana en que sigan empujando, teniendo fe, y que esa suerte que se dio el sábado siga de nuestro lado con más fútbol y trabajo. Hay que llegar al parón navideño en mejor situación que la actual. Vamos a sufrir todo el año y no podemos dejar caer los brazos, si enlazamos buenos resultados podemos estar en la pelea, que es lo que necesitamos además de lograr una victoria de manera urgente, ojalá que este sábado", siguió.

Así, se hace evidente que el plantel sufrirá salidas y entradas en los meses siguientes. "Necesitamos sumar y ver de qué manera se puede reforzar el equipo. Desde hace tiempo manejamos el mercado y ya llegaron Rivas y Luis García. Tenemos 25 licencias (el cupo), pero cuando se abra el plazo del mercado invernal el 2 de enero desearíamos incorporar jugadores que puedan y quieran venir, que realmente mejoren mucho las disposiciones que tenemos en el grupo", continuó.

Sin dar una cifra exacta de esos fichajes, Ojeda sí explicó que "no se pretende hacer una revolución, y sí ciertos retoques puntuales de piezas que puedan ayudar al equipo como sucedió el año pasado, sobre todo, con Tariq y Toni Rodríguez.

Hay que acudir a un mercado complicado, todos los conjuntos nos fijamos en descartes de Primera y en estos momentos pocos de estos se plantean jugar en Segunda. Estamos haciendo movimientos", con el problema añadido de que "nuestro puesto en la tabla puede incomodar a muchos objetivos. Somos comprometidos, saben que se va a cumplir con los compromisos que se alcancen. Nosotros pagamos y estamos los últimos. Es lo que podemos aportar a los que vengan en el mercado invernal. Nos gustaría que alguien llegase antes de abrirse el plazo. Nos equivocamos si pensamos que los que lleguen nos sacarán las castañas del fuego, es una labor de todo el vestuario".

Para ello, y limitaciones presupuestarias al margen, "nosotros tendremos que llegar hasta el límite y un poco más. Tendremos que ver que ese dinero salga de algún sitio y cumplir con los compromisos. No es lo que más nos preocupa, sino que esos fichajes sean importantes para que se note una mejoría en el plano deportivo".

"No bajar los brazos"

Cuestionado por la labor de un Hernández que ha sumado cuatro puntos en sus ocho partidos al frente del Huesca, Ojeda se decantó por que las taras del actual proyecto se deben "más a una cuestión de la plantilla. Somos conscientes de que hemos cometido errores en la planificación del equipo, aunque son los mejores jugadores que podemos tener en este momento. Esperábamos que cierta gente que se ha incorporado esta temporada, por curriculum, estuviera mejor de lo que está. Y los futbolistas que llevan más años con nosotros han dado en otras campañas un nivel más elevado que el de estos momentos. Son situaciones de juego y aceptamos que vengan así". Echando mano de la historia azulgrana, una de las posibles vacunas para enderezar el rumbo pasa por "no permitir por respeto al escudo es que la gente baje los brazos. Somos los primeros que decimos que este Huesca no es el de siempre. Ha sido honrado, trabajador, organizado… Tenemos que recuperar eso".

No se señala a nadie en concreto, como insiste el director gerente, sino que "hay gente que nos ha aportado mucho en etapas anteriores y ahora por circunstancias, quiero entender que del juego, están más espesos. No hablo de un tema físico ni de la edad. Estamos notando que hay jugadores con mucha experiencia que en estos momentos delicados deben ayudar más a los jóvenes. La situación afecta a todos, hay dudas en fases del juego. Nos gustaría que haya gente que dé un paso adelante".

Los cuatro porteros

Respecto a la situación de la portería, en la que en estos momentos cohabitan Luis García, Cabrero, Bernardo y Larrosa, Ojeda se remitió al caso de hace dos campañas con la llegada de Toni Doblas, entonces con un Dani Hernández lesionado que acabaría marchándose aquel invierno. "Es algo poco usual, y lo lógico cuando se abra el mercado es que volvamos a tener tres. Veremos su disposición y qué posibilidades hay. Lo que ahora les pedimos es la máxima profesionalidad, y a partir de ahí el club está cumpliendo sus compromisos. Son las circunstancias que hay y se tomarán las mejores decisiones para la entidad", añadió.

Todavía no hay un elegido, puesto que "no se ha hablado con ninguno porque a día de hoy no hay un planteamiento claro acerca de cuál puede salir. Nadie está apuntado y las opciones de que el entrenador convoque a unos u otros no significa nada. Se valorará en su momento, y se esperará a si a lo mejor alguno de ellos, en esta situación, no desea continuar".

Otro de los males de este Huesca afecta al gol, tanto propio como ajeno por los muchos tantos que se encajan. Y Ojeda aseguraba que "ninguno podíamos apostar a estas alturas que Roberto y Tariq llevaran cero tantos en 14 partidos, Gilvan marcó el sábado y sigue haciéndolos el de siempre (Camacho). No apunto a nadie, es un trabajo del grupo". A la previsible reforma que se inicie después de las fiestas navideñas ayudará el apoyo del Gobierno de Aragón pese a la reducción de esta cantidad a un millón de euros: "Ya habíamos presupuestado una partida incluso menor que la que nos van a dar", concluyó.

Etiquetas