Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ENTREVISTA

Pablo: Aguilar: «Queremos ser un equipo ganador a domicilio»

El granadino vuelve a su ciudad natal, donde se enfrentará al club en el que jugó los dos últimos años.

Vuelve a la ciudad de la Alhambra, pero esta vez como visitante.

Lo afronto de una forma mucho más especial que cuando ellos vinieron al Príncipe Felipe. Jugaré contra mis ex compañeros, ante la afición que me animó durante dos años, delante de mi familia y de mis amigos. Pero soy jugador del CAI y quiero conseguir la victoria. Solo pienso en ganar.

Pero además de ser su ex equipo, es el club de su ciudad.

Siento un cosquilleo del que no me voy a librar hasta que el balón esté en el aire.

 

Una victoria de Pablo Aguilar y su CAI Zaragoza acercaría al Granada todavía más al precipicio del descenso.

Puede ser duro, pero una vez que estás dentro de la cancha simplemente quieres ganar el partido. En ese momento, tampoco creo que ellos vayan a pensar que si pierden tendrán un poco más difícil la permanencia. Si afrontan los encuentro con esa mentalidad, será más difícil que lo logren.

 

¿Cómo ve, desde la distancia, la situación tan complicada que está viviendo el club nazarí?

Es algo que me entristece. El año pasado intentamos dejar al equipo lo más alto posible, e incluso conseguimos el mejor puesto de la historia del Granada en la ACB. Pero esta temporada está siendo muy complicada, y en los momentos duros es cuando más duele el cariño que se siente por un club. Espero que el año que viene pueda seguir viendo al equipo en esta competición.

 

Allí completó dos temporadas inolvidables.

Fueron dos años importantes en los que me curtí en esta liga y aprendí mucho. El primero fue mi verdadero 'estreno' en la ACB y quedé segundo en el premio al jugador revelación. El año siguiente comencé a un gran nivel, hice una campaña muy seria y la llamada de Scariolo fue un premio increíble.

 

¿Cual es la diferencia entre aquel Pablo Aguilar y el que está jugando en el CAI Zaragoza?

En este último tramo de la liga la diferencia está siendo mínima. Me siento bien, estoy haciendo buenos partidos y he encontrado mi sitio dentro del campo. Estoy en un nivel en el que puedo tirar triples, anotar, poner tapones y, sobre todo, ayudar a mis compañeros. Ese era el Pablo de Granada y el que ahora se está viendo en Zaragoza.

 

El equipo se complica la vida fuera de casa.

En los últimos partidos estamos demostrando que queremos ser más ambiciosos. Estamos luchando por trasladar nuestra solidez en casa al resto de canchas, y convertirnos también en un rival difícil y ganador lejos de Zaragoza.

 

Y este partido motiva.

Es un partido muy, muy, muy importante para conseguir la tranquilidad.

Etiquetas