Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CICLISMO

"Si la Quebrantahuesos se pierde, ya no se recupera"

El ex ciclista asume el reto de ponerse al frente de la entidad organizadora de la cicloturista Quebrantahuesos. Su ilusión, garantizar su supervivencia.

Fernando Escartín, sobre una bicicleta.
"Si la Quebrantahuesos se pierde, ya no se recupera"
OLIVER DUCH

Fernando Escartín quiso implicarse en la Peña Edelweiss, entidad organizadora de la Quebrantahuesos, ante el temor de que la prueba pudiera desaparecer. Hoy parece que ese riesgo no existe y ya se está trabajando en la próxima edición.

¿Por qué se presentó a la elección de presidente de la Peña Edelweiss?

Me llamaron a una reunión en la que estaban el alcalde de Sabiñánigo, miembros de la junta saliente, otros socios de la peña? para pedirme que me presentara de candidato para salvar la cicloturista Quebrantahuesos. Yo acepté la propuesta, pero con la condición de que siga a mi lado Roberto Iglesias -el anterior presidente- y la gente de la anterior junta para colaborar y trabajar. Llevamos esta cuestión a la reunión del pasado día 5 y salió adelante.

¿No le daba vértigo asomarse a esa aventura?

Tenía conocimiento de que la Quebrantahuesos estaba en peligro y ya me habían anunciado que iban a pedir mi colaboración. Me lo planteé y pensé que era lo menos que podía hacer: yo empecé en el Club Ciclista Sabiñánigo, es una ciudad que siempre me ha apoyado y tenía que ayudar a que la Quebrantahuesos fuera hacia adelante.

El apoyo ha sido contundente -77 a favor y 8 abstenciones-. ¿Le ha sorprendido?

El apoyo ha sido llamativo y muy bueno. Ahora, lo que tenemos que hacer es ponernos a trabajar. Yo soy uno más de la junta e intentaré hacer todo lo que pueda. De todas formas, lo principal es que la Quebrantahuesos sigue viva.

Ahora debe hacer compatible su cargo con la vida en Valencia.

Voy a contar con muchos apoyos aquí y puedo hacerlo compatible con los viajes. Además, el avance de la tecnología facilita mucho las cosas. Quiero, además, que Roberto Iglesias lleve el peso de todo. Es una condición principal.

¿Por qué se ha lanzado ese mensaje de que la Quebrantahuesos estaba en peligro?

Porque lo estaba. Yo estoy convencido de que sin Roberto Iglesias no había nadie capacitado para sacar adelante la prueba: hay muchos hilos, negociaciones, contactos, reuniones? Y ha costado mucho convencerle de que siguiera. Porque además, si la cicloturista se pierde, no se recupera. Afortunadamente, todo se ha solucionado.

De hecho, su elección ha supuesto un espaldarazo a la prueba.

Superar lo que se ha hecho es muy difícil porque está a un nivel altísimo. Lo importante era conservarlo y seguir con la prueba hacia delante.

Es que uno de los riesgos de la Quebrantahuesos es morir de éxito, ahogada en sus propios números.

Crear es muy difícil y destruir, muy fácil. Si no tienes apoyos, la prueba se va a pique. Vamos a luchar para que esto no se vaya abajo.

De hecho, ya han comenzado a trabajar.

Hemos mantenido ya un encuentro con la consejera María Victoria para explicarle la constitución de la nueva junta; hemos presentado el proyecto de Aramón Bike Quebrantahuesos, que ha encajado muy bien. El turismo mueve mucho: tenemos montañas de renombre y con prestigio, y podemos ofrecer un producto diferente a los aficionados al ciclismo.

¿Y qué otros frentes tiene abiertos?

Fundamentalmente, las reuniones con los responsables franceses para atar los cabos de las cuestiones que afectan al lado francés. Y, al mismo tiempo, presentación de la junta y toma de contacto.

Para los franceses, siempre será un aspecto positivo tratar con un podio del Tour de Francia.

Pues, posiblemente sea un aspecto positivo para la prueba. Tal vez... No lo sé.

¿Cuáles son sus proyectos de futuro?

Todo esto tiene que ir madurando e ir hacia delante. También es interesante la promoción de la escuela de ciclismo y la organización de carreras. En definitiva, dar vida y movimiento a la Peña Edelweiss.

Etiquetas