Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Que la fuerza te acompañe

Rubén Garcés El poderoso pívot panameño llegó ayer a Zaragoza y pasó el reconocimiento médico. Su músculo será vital bajo los aros.

Con unos días de retraso, pero dispuesto a luchar por los éxitos del CAI. Así llegó el máximo exponente del poderío interior rojillo, el panameño Rubén Garcés. Luchar. Eso es precisamente lo que caracteriza a un jugador cuyo físico resulta imponente, con un brazo que parece la pierna de cualquier humano, y que una vez superadas sus lesiones (la última, en el fémur) está obligado a proteger la zona aragonesa y castigar a los hombres altos del conjunto rival. La intención la tiene, tal y como asumió ayer a su llegada a la ciudad, pero solo hace falta que la fuerza, esa que le avala, le acompañe.

Pero independientemente de la aportación personal e individual del nuevo pívot del CAI, el panameño, tras ocho años de experiencia en la ACB, quiso dejar muy clara cuál es la clave del éxito: "Para ganar partidos tendremos que ser un equipo". Una idea en la que insistió el jugador, quien aseguró el sentirse "un poco cansado por el viaje".

Pero ni siquiera ese cansancio le impidió afirmar en plena Clínica Hernán Cortés, donde fue sometido a un ecocardiograma y a una resonancia, que llega al cuadro zaragozano con "muchas ganas. Es una nueva historia. Se cierra un capítulo y empieza uno nuevo así que para mí es muy emocionante esto y es algo que estaba esperando. Cambio de aires, de ciudad, de equipo, es una nueva etapa y espero que sea buena este año".

¿Y cómo es Garcés sobre la cancha? Es un pívot rocoso, que puede defender con intensidad y rebotear con solvencia. Como él mismo dijo, "los que me han visto los últimos ocho años saben que soy un hombre que juega muy físico, que me gusta jugar en equipo, y hacer lo que me pida el entrenador para poder ganar partidos que es lo más importante aquí".

Optimista con el equipo

Con su experiencia quizá lo más positivo es que es optimista de cara al futuro de su nuevo conjunto. "Es un equipo nuevo en la ACB pero con un buen historial y creo que podemos hacerlo muy bien este año", indicó el panameño. Además, añadió que el objetivo es "ganar cada partido, ir encuentro a encuentro, competir para poder ganar y tener opciones de ir mejorando".

Y no habla por hablar, puesto que reconoció que conoce a casi todos los hombres con los que compartirá vestuario esta temporada. "La ACB se ha reforzado mucho este año y el CAI ha estado entre los equipos que han hecho una mejor plantilla. Los jugadores que tenemos son muy talentosos, con experiencia, hay jugadores jóvenes, otros veteranos que conocen la Liga. Lo haremos bien", sentenció el pívot.

Sus buenas vibraciones se extienden a las aspiraciones del club. De hecho de su boca no salió en ningún momento la palabra permanencia. "Hay que darnos opciones de hacerlo mejor, hay que competir cada partido. La ACB no es un rompecabezas, es baloncesto, y cuando se juega bien y te das la oportunidad de competir pueden salir las cosas bien".

Garcés lo tiene muy claro. A pesar de mostrarse callado y algo tímido de sus palabras se pueden sacar importantes conclusiones. Así, comentó que la ACB es "una liga muy competitiva y tendremos que ser un equipo para poder ganar partidos. La plantilla está muy bien confeccionada, solo hay que poner las piezas en su sitio, como dice el entrenador, y que todos trabajemos como uno. Si hacemos eso el futuro es próspero".

De momento solo son palabras, pero cabe esperar que se traduzcan en hechos desde hoy mismo cuando se vista por primera vez de corto y se una al grupo. La voluntad está ahí, y con su experiencia y su fuerza los resultados deben llegar.

Etiquetas