Despliega el menú
Deportes

CAI BM ARAGÓN

Puntos y dudas

El CAI Aragón venció con apuros al colista, pero evidenció un alarmante momento de forma. El equipo llega lejos de su plenitud al decisivo partido de la EHF ante el Nordhorn.

Dos puntos atrapados mientras la quinta plaza se escapa rumbo a Pucela. Igualó el Valladolid con el Ademar León. El CAI Aragón ganó sin brillo y sin juego al colista Teka Cantabria. Victoria insignificante, valor numérico al margen. Acaso su única traducción aparezca repleta de preocupación. El motor del equipo naranja se ha gripado en la recta de meta de la temporada. Desde luego, caso de repetir el encuentro de ayer, no hay nada que hacer el domingo en Nordhorn en la Copa EHF, el verdadero Gran Premio para el conjunto aragonés, el único en el que puede esperarle la gloria de la bandera de cuadros.

Pablo Hernández representó la parte seria de un partido jugado entre bostezos. El guardameta desvió los tres primeros disparos que percutió el Teka Cantabria, ataques bien elaborados y mal finalizados por Akos Doros. El gigantesco pivote húngaro pareció más un obstáculo que un soporte para las ilusiones cántabras. Sus limitaciones y errores obligaron al Teka a circular con reiteración en la periferia dada su ineficacia desde la línea de seis metros.

La zurda poderosa de Ivan Stankovic iluminó las primeras ventajas naranjas. Acompañó Arrhenius desde el pivote. Sin demasiada brillantez, sin demasiado esfuerzo, las rentas llegaron a los tres goles antes del minuto 10. Óscar Río y Ben Amor elevaron las prestaciones del ataque del Teka. Con cuatro cositas de estos dos talentosos jugadores y la garra de Cmiljanic en defensa, el colista comenzaba a sembrar la preocupación en la grada.

Ben Amor empató a 13 goles. El CAI Aragón parecía amodorrado, aletargado, tendencia que viene manifestando en las últimas semanas. El colista de la Asobal estaba desnudando las miserias del conjunto naranja. El veterano Rodrigo Reñones puso la primera ventaja visitante (13-14), margen que supieron defender hasta el descanso (15-16).

El endurecimiento de la defensa aragonesa y el agotamiento del rival desnivelaron la balanza en la segunda mitad. La brillantez no apareció en ningún momento. Solo fue necesario mover un poquito y mirar a Carlos Prendes, ejecutor de un Teka Cantabria que ofrecio una imagen muy digna.

El CAI Aragón ganó pero no evidenció mejora alguna. Su auténtico partido de esta semana corresponde a otra competición, a la Copa EHF. El próximo domingo se juega muchos de sus sueños. Para hacerlos realidad no necesita vencer al colista de la Asobal, sino al potente Nordhorn alemán. Ese es el verdadero problema. Ese y, sobre todo, su alarmante momento de forma.

 

FICHA:

CAI aragón 31

Teka Cantabria 28

CAI Aragón: Pablo Hernández (p.), Amadeo Sorli (3), Stian Vatne (-), Marko Krivokapic (1), Toño Cartón (2), Robert Arrhenius (4), Ivan Stankovic (5) -equipo inicial-, Víctor Álvarez, Carlos Prendes (5), Felipe Borges (-), Mariano Ortega (3), Hussein Zaky (5, cuatro penalti), Dalibor Doder (2) y Beno Lapajne (p. s.).

Teka Cantabria: Jorge Oliva (p.), Akos Doros (3), Rodrigo Reñones (9, cinco de penalti), Pavol Polakovic (5), Damjan Blecic (4), Óscar Río (3), Tim Bauer (1) -equipo inicial-, Umberto Brajkovic (-), Oulid Ben Amor (2), Avelino Solís (-), Ángel Fernández (-), Goran Cmiljanic (2) y Mijatovic (p. s.).

Marcador cada cinco minutos: 4-2, 7-5, 9-8, 11-10, 13-13, 15-16 (descanso), 17-18, 20-19, 23-21, 27-23, 28-25 y 31-28.

Árbitros: Fernández Pérez y García Rodríguez. Excluyeron a Vatne, Krivokapic, Ortega, Arrhenius; Doros y Blecic.

Incidencias: vigésimo séptima jornada de la Liga Asobal. Alrededor de 3.000 esperadores en el pabellón Príncipe Felipe.

Etiquetas