Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

LIGA DE CAMPEONES

Prueba de altura

El Real Madrid de Mourinho afronta el primer gran duelo de la temporada frente a un Milán que ya dio la sorpresa en el Bernabéu la pasada campaña.

José Mourinho, en la rueda de prensa de ayer.
Prueba de altura
CHEMA MOYA/EFE

Real Madrid y Milán se disputan el liderato del Grupo G de Liga de Campeones, en un encuentro de altos vuelos entre los dos equipos más laureados del 'viejo continente', con 16 Copas de Europa entre ambos, que significa el primer test serio para el nuevo proyecto madridista liderado por José Mourinho.

Clásico europeo en un Santiago Bernabéu que vivirá la primera noche de gala de la temporada, para recibir a un Milán repleto de estrellas, con sed de venganza por lo vivido la temporada pasada. El equipo 'rossonero' fue el que abrió los ojos de la realidad hace un año al madridismo. Les hizo ver que su campaña europea sería un fracaso. De trasfondo siempre los duelos históricos y las goleadas sufridas por la 'Quinta del Buitre'.

El presente es diferente para los dos equipos. Nuevos proyectos, con José Mourinho al mando de un grupo de jugadores que crece progresivamente y mejora día a día. Y un Milán retocado con refuerzos de lujo como Robinho y Zlatan Ibrahimovic. Dos superclase que se motivan con solo pensar en una noche de oro en el Bernabéu.

Llega el Real Madrid a su primer test serio de la temporada en el mejor momento. Presumiendo de liderar todo en España, la clasificación (a expensas del resultado del Villarreal en Alicante ante el Hércules), como equipo máximo goleador y menos goleado, con Cristiano Ronaldo de mejor artillero e Iker Casillas como guardameta menos batido. Son números que confirman el crecimiento de un proyecto cuya piedra de toque es la Liga de Campeones y la soñada 'Décima'.

Los triunfos ante Ajax y en terreno del Auxerre allanan el camino del Real Madrid en un grupo de cierta dificultad. Con el Milán está llamado a jugarse el primer puesto y lo hará con el que se está convirtiendo en once de gala de Mourinho, a excepción de Sergio Ramos, que fue definitivamente descartado ayer. En su lugar, actuará el aragonés Álvaro Arbeloa. Ha encontrado seguridad defensiva Mourinho con él junto a Pepe, Carvalho y Marcelo. En Europa no han encajado ni un solo gol.

Con Xabi Alonso cada vez con más poder en el centro del campo, con las espaldas cubiertas por Khedira, el bonito duelo ofensivo que se plantea en el Bernabéu contará sobre el tablero con 'fichas' blancas de la calidad de Cristiano Ronaldo, Di María, Özil y Gonzalo Higuaín. Su duelo con Ronaldinho, Pato e Ibrahimovic será decisivo.

Deberá romper el Real Madrid las estadísticas que señalan un inicio de gafe ante equipos italianos. En las tres últimas visitas de equipos del Calcio ha perdido en el Bernabéu.

Se llenará por primera vez en la temporada el estadio de Chamartín para crear el ambiente especial europeo y recibir a un Milán que llega en buen momento. Por ello, el entusiasmo está por las nubes y el duelo contra el Real Madrid para los "milanistas" tiene siempre un sabor especial, mucho morbo y se vive como si fuera una final. Además se reencontrará con su ex "enemigo", José Mourinho. Sus duelos cayeron del lado del técnico portugués, que en la Serie A ganó tres de los cuatro partidos y sólo salió derrotado en una ocasión.

El equipo que se enfrentará al Real Madrid ya ha sido definido como "Samba-Milán", pues los grandes protagonistas serán los jugadores brasileños. Empezando por Pato, que tras reaparecer después de una larga lesión se desquitó con dos goles contra el Chievo Verona y advierte que quiere repetir el doblete con el que castigó al madridismo en la pasada edición de la Liga de Campeones. No hay que olvidar a Ronaldinho y Robinho, que también se estrenó con la camiseta "rojinegra" marcando la pasada jornada y comenzará el encuentro desde el banquillo. Para rematar el morbo, Ibrahimovic, ex del Barça.

Etiquetas