Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

Problemas de altura

Sin Archibald y con la duda de Hettsheimeir, el CAI Zaragoza busca engancharse a la Copa en la siempre complicada cancha del Fuenlabrada.

José Luis Abós dialoga con Rafa Hettsheimeir durante un entrenamiento.
Hasta que las matemáticas digan lo contrario
ARáNZAZU NAVARRO

La Copa pasa por Fuenlabrada. El CAI Zaragoza busca engancharse a la lucha por entrar en la cita de Barcelona y, para ello, deberá conseguir su primera victoria en el sur de Madrid. En su corta historia, el conjunto aragonés no ha logrado vencer nunca en el Fernando Martín, una cancha famosa por el ruido y la presión que se suelen ejercer desde la grada. Hogar de un conjunto pequeño en presupuesto pero grande en sapiencia baloncestística.

El estado del conjunto zaragozano no parece el idóneo para intentar el asalto al feudo naranja. A la baja de Archibald, que estará fuera tres semanas debido a sus problemas en las costillas, se une la duda de Rafa Hettsheimeir. El hasta ahora mejor jugador rojillo no se ha entrenado a lo largo de la semana y parece difícil que llegue a vestirse de corto. Incluso, en el caso de jugar, no lo podría hacer en plenitud de condiciones por lo que la merma en el juego interior sería de igual importancia.

Para completar el equipo, José Luis Abós ha dado de alta al veterano Rogelio Legasa. El poste zaragozano, que realizó toda la pretemporada con el primer equipo, ya tuvo que acudir en ayuda durante el inicio de la temporada y mostró que está en perfectas condiciones de disputar minutos en la élite. Pablo Aguilar, Albert Fontet y las ayudas puntuales que puedan realizar Almazán y Burtschi, que ha pasado por un proceso vírico a lo largo de la semana, completarán la rotación en los puestos interiores.

Gigante mexicano

Desde luego, no parece el mejor día para presentarse con problemas en la gente alta. En frente, Gustavo Ayón espera con la vitola de ser el mejor pívot de la Liga Endesa. El mexicano, que ostenta el título de ser el más valorado con 21,8 puntos por encuentro, promedia 15 tantos y casi ocho rebotes por partido. Cifras que le sitúan como el gran dominador de la pintura en ACB.

En caso de que Hettsheimeir no pueda al fin jugar, el CAI Zaragoza precisará de la aportación de jugadores que, hasta ahora, han pasado algo desapercibidos. El primero en dar un paso adelante fue Chad Toppert, que en Alicante anotó los tres triples que intentó. El norteamericano, mejor triplista de la pasada década, estaba haciendo gala de una falta de puntería alarmante que, con confianza, debe corregir.

Precisamente, el lanzamiento de tres puntos es una de las principales armas del Baloncesto Fuenlabrada. Con 227 intentos, los de Porfi Fisac son el conjunto que más tira desde más allá del arco del 6.75. Una suerte para la que dispone de una fuerte batería de tiradores comandada por Kirk Penney. Anotador insaciable, el neozelandés ha conseguido la alternativa en la élite del baloncesto FIBA tras ser un habitual entre los más destacados en las competiciones por selecciones. Un secreto a voces que ya nadie puede eludir.

La lucha por el rebote es la otra gran arma de los locales. Con 392 capturas, el 'Fuenla' es el segundo equipo que más rechaces consigue atrapar. Todo lo contrario que los aragoneses, cuya deficiencia en esta faceta del juego le ha hecho sufrir en más de un partido. Un debe al que se ha de sumar la falta de centímetros, complicando la empresa hasta altas cotas.

Etiquetas