Despliega el menú
Deportes

PRIMERA DIVISIÓN

Prisión para el agresor

El autor del botellazo al meta del Athletic ingresó ayer en prisión, tras no abonar una fianza de 3.000 euros.

El Juzgado de Guardia de Sevilla decretó ayer prisión bajo fianza para el agresor de Armando, el portero del Athletic que la noche del sábado recibió un botellazo en el ojo durante el partido disputado contra el Betis en el Ruiz de Lopera, suspendido en el minuto 69 con 1-2 en el marcador. El individuo que lanzó la botella de agua, Carmelo Peña Rodríguez, que no es socio del Betis, ha sido acusado de un delito de desórdenes públicos y otro de lesiones, pero eludirá la cárcel si abona los 3.000 euros impuestos como fianza por el juez.

El botellazo ha provocado a Armando, además de una herida inciso contusa en el párpado y un hematoma en el canto interno del ojo derecho, un edema interno en la parte posteroinferior de la retina "que requiere varios días de reposo absoluto", según el parte médico emitido por los servicios médicos del Athletic. Armando será examinado de nuevo hoy.

El colegiado del partido que decidió la suspensión del encuentro, el aragonés Clos Gómez, reflejó en el acta que el recogepelotas que se encontraba más cercano a Armando cuando éste fue golpeado en la cara por una botella de medio litro "casi llena" de agua, "recogió inmediatamente dicha botella, ocultándola" de la vista del árbitro. Fue el coordinador de seguridad de la empresa privada contratada por el Betis quien hizo llegar la botella de plástico al árbitro y quien le aseguró que era de la marca que se expide en el estadio.

Clos Gómez también señaló en el acta que el coordinador de seguridad del estadio, inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, entró en su vestuario tras decidir la suspensión definitiva del encuentro y le hizo las siguientes observaciones: "¿Por qué han suspendido el partido? ¿Quién eres tú para tomar esa decisión sin contar conmigo? Según la Ley del Deporte no puedes hacerlo". Tras esas declaraciones Clos Gómez invitó al coordinador a abandonar su vestuario. "Como resumen indicar que el encuentro fue suspendido en el minuto 69 con el resultado de Real Betis 1-Athletic Club 2, encontrándose el juego detenido a la espera de realizar un saque de meta favorable al Athletic Club (...)", según el acta.

Incidente "muy grave"

El Comité de Competición deberá decidir ahora, aparte de calificar el incidente como "muy grave" y clausurar el estadio Ruiz de Lopera, si da el partido por concluido con derrota del Betis, o su reanudación en terreno neutral, como ocurrió hace dos años, cuando un juez de línea recibió un monezado en el Valencia-Deportivo, o el año pasado, como consecuencia del botellazo a Juande en el Ruiz de Lopera.

El Betis no ha tardado en solicitar que se disputen los minutos que faltan. "Armando ha sido una víctima, pero la gran víctima es el Betis. Hay que destacar la actuación de los socios deteniendo a este individuo. Tenemos derecho a que se jueguen los minutos que restan", dijo el responsable de los servicios jurídicos del club verdiblanco, Manuel Castaño.

Etiquetas