Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Preguntas para Agapito

El presidente resuelve hoy los principales interrogantes de su nuevo proyecto para el Real Zaragoza.

Agapito conserva la confianza en su núcleo duro
Agapito conserva la confianza en su núcleo duro
JOSé VIDAL

Después de una semana filtrando intenciones y dibujando un boceto de sus planes en las reuniones con peñistas y accionistas, Agapito Iglesias inaugura hoy su nuevo proyecto para el Real Zaragoza. Rodeado del resto del Consejo de Administración, es decir, del director corporativo Javier Porquera y del secretario general Francisco Checa, el presidente del Real Zaragoza presentará y explicará los pilares y líneas maestras del plan económico, institucional y deportivo que ordenará y regulará el funcionamiento del club aragonés hasta el año 2016.

Agapito comparecerá a las 11.00 en la Sala del Consejo de la sede del club y se espera que aporte contenido y determine varias de las propuestas que, a lo largo de la semana, ha trazado en pequeños foros, pero de un modo excesivamente impreciso, superficial y abstracto. En un enésimo giro al volante, Agapito persigue orientar de nuevo al Real Zaragoza dentro de un programa de gestión basado en la austeridad económica, un rebajado perfil deportivo y la soldadura de la fractura social del zaragocismo. Todo ello se contempla en un plan de viabilidad para un futuro a seis años, un manual de instrucciones del que Agapito Iglesias debe resolver hoy varios interrogantes.

Las principales incógnitas del nuevo plan de futuro del real zaragoza:

1. ¿Cuáles son los ejes del plan de viabilidad a ejecutar hasta el año 2016?

El Real Zaragoza se guiará hasta la temporada 2015/2016 mediante un plan de futuro diseñado por consultores externos y cuya aplicación en el club será función principal de Javier Porquera. Será una biblia económica de la entidad con un objetivo inexcusable: absorber 110 millones de euros de deuda en los próximos seis años. El Zaragoza se moverá en este tiempo dentro de unos estrechos parámetros financieros, con un pronunciado recorte en los gastos. Quedan por resolver los ejes de ese plan, en qué partidas se actuará, en qué medida afectará al tope salarial de la plantilla, cuál es la previsión de ingresos o si el equilibrio financiero está subordinado a la venta de los principales futbolistas. Otra de las incógnitas se centra en si el Zaragoza planea renegociar su contrato con Mediapro por la cesión de los derechos audiovisuales.

2. ¿Qué directrices guiarán la refinanciación de la deuda de la entidad?

Dentro de ese plan de viabilidad, la cuestión nuclear es el pasivo del club, sus 110 millones de euros de números rojos. De esa deuda global, 47 millones vencen a corto plazo y exigen una urgente renegociación con entidades de crédito y otros acreedores. ¿Cómo se refinanciará la deuda? ¿A través de qué cajas, bancos u otras sociedades se ejecutará? ¿Qué soluciones, además de los pagarés, se han acordado con los futbolistas con cantidades pendientes de pago? ¿En qué punto se halla el caso Matuzalem, con la resolución del Tribunal Federal Suizo y la posible ratificación de la sentencia del TAS (13 millones a abonar al Shakhtar Donetsk) próxima a conocerse? En la respuesta a estas cuestiones, se hallan varias de las claves para reequilibrar la realidad financiera del Real Zaragoza.

3. ¿Mediante qué fórmula y sobre qué bases venderá Agapito el 25% de sus acciones?

Otra de las columnas del nuevo plan de viabilidad del Real Zaragoza es la inyección de capital. Agapito Iglesias ha convertido la captación de inversores y la diversificación de la masa accionarial en una de sus prioridades. Su nueva actitud societaria persigue un incremento de la participación en la vida del club y, con ese propósito, venderá el 25% de su paquete de acciones (97%). Sin embargo, se desconocen el proceso y los mecanismos para esa venta accionarial, si se realizará mediante ampliación de capital o mediante una transferencia directa entre particulares que preceda a un posterior aumento de capital. Tampoco ha trascendido el precio de esas acciones, si se comercializarán con prima de emisión o con su valor nominal, ni si existen inversores interesados en una parte más relevante del accionariado del club. Además, no debe olvidarse que, tras ese reparto, Agapito mantendrá todo el poder de decisión (72%). ¿Hasta qué punto alcanzará la voz de la minoría representada en el accionariado?

4. ¿Cómo se reordenará el organigrama del club tras la salida de Poschner?

Más allá de la precariedad económica y sus diferentes vías de solución está la organización interna del club. Agapito Iglesias va a aceptar la dimisión de Gerhard Poschner y, en consecuencia, debe reformular la estructura de jerarquías de la institución. Con la continuidad del cargo de director general en el aire, Javier Porquera está llamado a convertirse en el hombre fuerte de Agapito en los aspectos económicos. Las dudas se instalan en el área deportiva. ¿Cuál será el orden jerárquico entre Pedro Herrera y Antonio Prieto? ¿Sobre quién recaerá la máxima responsabilidad deportiva? ¿Habrá alguna reordenación de cargos? ¿Accederán nuevos ejecutivos a la entidad? ¿Y qué papel desempeña la empresa Estudio de Comunicación en el club?

5. ¿Qué funciones tendrá el Consejo Consultivo y quiénes lo compondrán?

Agapito Iglesias presentó a los pequeños accionistas en el cónclave del pasado miércoles la creación de un Consejo Consultivo. En este órgano, del que apenas se han aclarado sus funciones y su cuota de decisión, tendrán cabida los 44 accionistas del club con, al menos, 320 títulos y algunos de los dirigentes de la entidad. Sin embargo, falta por determinar la composición definitiva de este Consejo, cuál será su papel real, cómo funcionará…

6. ¿Existe un modelo deportivo sólido y definido, y tiene Gay cabida en él?

Ha esquivado la cuestión constantemente en los últimos días, pero Agapito Iglesias debe definir un modelo deportivo sólido, coherente y ajustado a la historia del Real Zaragoza. Cualquier plan de viabilidad, todo modelo económico, debe estar en consonancia con un modelo deportivo. A este apartado pertenece la formulación de una filosofía basada en un estilo definido de juego y ceñida a la tradición futbolística del Real Zaragoza. Conservar un patrón racional con ese modelo en la selección de entrenadores, técnicos, futbolistas y política de cantera se antoja primordial. Tras ese paso, llegan las preguntas de presente. La sustancial, el futuro de José Aurelio Gay. ¿Seguirá el entrenador o habrá relevo en el banquillo? Hoy, las respuestas.

Etiquetas