Despliega el menú
Deportes

ATLETISMO

Poves marcha rumbo al Mundial

La atleta del Simply Scorpio compite hoy en la Copa de Europa de Olhao (Portugal) para certificar el billete para la cita de Daegu.

Mariá José Poves.
Poves marcha rumbo al Mundial
OLIVER DUCH

María José Poves se calza las zapatillas para afrontar su prueba más importante de la temporada. En Olhao, Portugal, se celebra hoy la novena edición de la Copa de Europa de marcha, cita crucial para las aspiraciones mundialistas de la zaragozana. La marchadora del Simply Scorpio quiere ir este verano al Campeonato del Mundo de Daegu en China, y para conseguir un billete está obligada a atar un puesto que siempre sea mejor que el de sus rivales, en este caso las marchadoras nacionales Julia Takacs (plusmarquista sub-23) y Lorena Suaces, también interesadas en tan preciado botín. Poves no solo tiene que luchar contra dos especialistas «que vienen pegando muy fuerte», resalta la aragonesa, sino también contra una lesión que arrastra en la rodilla derecha que le ha impedido que sus entrenamientos sean de calidad. «La campaña ha sido muy difícil, dura, pero intentaré dar lo máximo. El Mundial está ahí y no quiero perdérmelo», apunta Poves.

Un espíritu luchador alimenta el carácter de la aragonesa, capaz de superar toda una legión de obstáculos. Poves es consciente de que sus piernas nos están perfectas, pero la profesionalidad de la que hace gala le impide renunciar a darlo todo. Así lo demostró en marzo en Benicásim, sede del Campeonato de España, al que llegaba tras sólo un mes de concentración con trabajo alternativo -natación, rehabilitación, bicicleta?-, y haber rodado, escasamente, diez kilómetros. «Hay que saber levantarse y seguir adelante, y que todas estas circunstancias no me venzan», insiste Poves. La especialista, que presume de tres títulos nacionales (2005-2007-2010), subió al tercer cajón del podio que coronó Beatriz Pascual -ausente hoy en la prueba portuguesa y con plaza asegurada para el Mundial-, y que secundó María Vasco, líder del combinado nacional en la localidad del Algarve.

María José Poves aborda sus segundos 20 kilómetros de la temporada sabedora de que tiene que arriesgar. Solo tres plazas para el Mundial y dos ya tienen nombre (Bea Pascual y María Vasco). «La presión es total y los nervios afloran porque me juego mucho. Han infiltrado la rodilla y rezo para que se baje la inflamación y pueda marchar el 'veinte' sin dificultades. No me satisface llegar así, porque sé que con unos entrenamientos buenos estaría arriba», explica la atleta. La campaña no ha ido del gusto de la pelirroja marchadora, siempre pendiente de los isquiotibiales de la pierna derecha.

«Evitar cargarlos» era la consigna. La competición en pista de la Liga de División de Honor femenina con su club, el Simply Scorpio, hace veinte días, agravó el problema. La inflamación ha remitido lo suficiente para que Poves se vista de corto y ratifique su calidad sobre el asfalto portugués. «Una vez que empiezo a competir mi cuerpo se transforma. Soy exigente y apretaré los dientes para luchar por ese puesto», apunta la olímpica zaragozana, que ya luce en su palmarés dos medallas con la selección nacinal en esta Eurocopa de marcha (plata en Miskolc 2005, y bronce en Leamington 2007). Julia Takacs se ha destapado este año (fue tercera en el Nacional absoluto, pero al ser categoría sub-23 no puntuó para la clasificación final). «Tiene un gran nivel y así lo está demostrando. Sé que me juego con ella las posibilidades de estar en Daegu, y la presión es total», admite Poves. La Federación Española de Atletismo anunciará la semana próxima la selección española que se vestirá de rojo en China. Una cita que no quiere perderse María José Poves, que hoy marcha rumbo al Mundial.

Etiquetas