Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ESQUÍ

"Es posible reconducir mi situación"

Tras anunciar su retirada, Leyre Morlans reconsidera su postura tras conversar con algunos miembros de la Federación.

La aragonesa Leyre Morlans, durante una prueba de la Copa del Mundo de esquí.
"Es posible reconducir mi situación"
heraldo

Leyre Morlans reconsidera su postura. Tras anunciar su retirada el pasado lunes, por sus continuas desavenencias con la Federación Española de Esquí, la aragonesa parece hacer modificado sus planteamientos iniciales. "Es posible reconducir mi situación", confesó ayer la joven esquiadora, tras haber mantenido diferentes conversaciones con algunos miembros de la Federación. "Ahora, ya estoy mucho más tranquila. Creo que, por fin, podré contar con ciertas garantías deportivas en el futuro; y eso lo cambia todo", añadió.

 

Por ello, Leyre tiene previsto notificar hoy mismo su continuidad en la alta competición, durante una rueda de prensa programada a las 10.30, en el Salón de Actos de la Casa de las Federaciones Deportivas Aragonesas. "Yo siempre he querido seguir; pero no de cualquier manera. En tan sólo ocho años, he tenido ocho entrenadores diferentes. Y así era imposible progresar, porque no existía un proyecto federativo sólido. De ahí que, en un primer momento, optara por dejarlo todo", observó la esquiadora aragonesa para justificar el posicionamiento adoptado el pasado lunes, cuando comunicó su retirada.

 

"Sin embargo -añadió Leyre-, todo ha cambiado en las últimas horas. Me he sentido apoyada por diferentes personas y me han convencido de que, ahora sí, contaré por fin con plan deportivo estable, que me permita crecer, avanzar, evolucionar, entrenarme en las mejores condiciones posibles. Con estas expectativas, por supuesto que estoy dispuesta a seguir", anunció la aragonesa.

 

En este sentido, también ha resultado decisivo el respaldo proporcionado por el director general de Deportes del Gobierno de Aragón, Álvaro Burrell, quien ayer concertó una reunión con Leyre para que la esquiadora replanteara su postura. Burrell, incluso, podría interceder próximamente ante el presidente de la Federación Española de Esquí, el también aragonés Eduardo Roldán, con la intención de resolver definitivamente el conflicto.

 

Leyre había optado por la retirada el pasado lunes, con apenas 22 años, debido al desprecio que viene soportando por parte de la Federación Española de Esquí, sobre todo en las dos últimas temporadas. Su reciente exclusión para los Juegos de Vancouver, tras una controvertida decisión de los seleccionadores nacionales, había precipitado su inesperado abandono.

 

"Ya no puedo más. Estoy muy dolida. Para continuar así, lo mejor es marcharme", había advertido la esquiadora aragonesa, quien incluso llegó a denunciar un trato discriminatorio de los seleccionadores nacionales: "Me han quitado los Juegos. Lo que me he ganado en las pistas, me lo han arrebatado en los despachos", se quejó.

Pero Leyre, más allá de su ausencia en Vancouver, se lamentaba también del abandono a la que estaba siendo sometida por parte de la Federación. "No existía comunicación. Me enteraba de las concentraciones un día antes de que empezaran. Nunca me han dicho cuáles eran mis objetivos, ni se han preocupado por mi progresión, ni veo interés alguno en ofrecerme un plan deportivo coherente", manifestó el pasado lunes.

 

Ahora, sin embargo, Leyre divisa un panorama mucho más alentador. Y ya no contempla su retirada.

Etiquetas