Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI BM ARAGÓN

Portazo de Ohlander

El guardameta del Granollers le arruina la noche a un impotente CAI Aragón.

Al balonmano se juega con portero. El equipo que lo tiene siempre cuenta con muchas más opciones de atrapar la victoria. El Granollers tiró la casa por la ventaja para firmar al internacional sueco Ohlander. La apuesta le valió ayer el triunfo y el liderato compartido con el Barça. En el CAI Aragón, Kosovac cambió hasta cuatro veces de inquilino del portal en la noche de ayer, y en ningún momento halló el cerrojo con el que clausurar la puerta. Por allí se escaparon los puntos. Por ella entraron hasta 35 goles. Demasiados tantos para intentar arrancar algún punto ante un Granollers lanzado.

Kosovac varió sustancialmente el planteamiento y la alineación respecto al decepcionante equipo que se enfrentó al Naturhouse La Rioja el pasado viernes. Alfredo Sorrentino regresó al siete inicial con el objetivo de sujetar a Raúl Campos, el jugador que el año pasado aniquiló al equipo naranja con 15 goles en esta misma pista. El salto de Felipe Borges fue más pronunciado. El extremo brasileño brincó de la grada al equipo inicial. En el resto de puestos, el técnico serbio apostó por Stankovic y Cartón en el costado de los zurdos, y Arrhenius en el pivote. Doder intentó conducir el ataque, con el noruego Vatne como rotación defensiva. Lapajne cuidó el portal en el arranque.

El CAI Aragón agradeció las variaciones tácticas y nominales. Mandó en el inicio, con un juego fluido, orientado hacia un Stankovic especialmente inspirado. El resto repartía espacios y esfuerzos. Al Granollers le costó un tanto introducirse en el partido. Les metió su portero, Ohlander. Pedazo de portero el sueco. O, simplemente, portero. Portero de los que viran el rumbo de los acontecimientos, de los que suman puntos. Firmó 15 paradas en los primeros 30 minutos. Esencialmente, esa fue la razón por la que los puntos se quedaron en casa.

Ohlanher le tomó la medida a Robert Arrhenius, que sufrió su peor noche. Los árbitros no entienden el juego del sueco, al que las defensas rivales golpean sin recibir castigo. Sin embargo, él apenas puede girarse en ataque. Una pena, porque estamos hablando de uno de los mejores pivotes de la Asobal. Sin referencia en el pivote, y con el lanzamiento exterior condicionado por Ohlander, las opciones aragonesas quedaron reducidas a la mínima expresión. El Granollers, empujado por la solvencia de su portería, movía con muchísima más confianza sostenido sobre la efectividad de su central Cañellas, buscando con pausa a sus fuentes anotadoras, a los inspirados Álvaro Ferrer y Raúl Campos. Al descanso, el partido ya tenía dueño, el vigoroso Granollers.

Toño Cartón despertó por momentos en la segunda mitad. Fue un espejismo. El CAI Aragón se aproximó un tanto, aunque en verdad el Granollers en ningún instante sintió agobios en el gobierno de la situación. El mismo que había iluminado la esperanza vivió de cerca el apagón. Cartón desperdició lanzamientos claros desde el extremo y erró un penalti para situar al equipo naranja a dos goles en el marcador. Aquí se acabó el partido para los aragoneses. Mientras, Zaky vivía un calvario con irreproducibles insultos recibidos desde la grada. El comportamiento de un sector de de la afición vallesana fue la nota más desagradable del encuentro. Se cebaron con el internacional egipcio y con todo el CAI Aragón. Duelen las voces lanzadas desde la grada, emitidas al cobijo del anonimato entre un público tan entendido, con tanta historia y cultura de balonmano.

Con los puntos en el zurrón, el Granollers estiró el marcador ante un CAI Aragón incapaz de ofrecer oposición en defensa y absolutamente impotente ante esa enormidad llamada Fredrik Ohlander, el factor determinante de un partido en el que el equipo naranja evidenció su deficiente arranque de la temporada. Ahora esperan el Barça y el Ciudad Real. Y toda una liga para corregir el rumbo de un equipo que todavía no ha perdido nada.

 

Ficha técnica

 

Fraikin Granollers 35

Cai Aragon 22

Fraikin Granollers Fredrik Ohlander (p.), Juan Andreu (2), Álvaro Ferrer (4), Raúl Campos (6),Joan Cañellas (5, uno de penalti), David Resina (1), Aleksandar Svitlica (4) -equipo inicial-, Marc Pujol (1),Michael Apelgren (4),Iván Raigal (2),Toni García (1), Davor Cutura (2) y Salva Puig Puig (2), Manel Pérez(p.s.).

CAI Aragón Beno Lapajne (p.),Alfredo Sorrentino (3),Felipe Borges (3), Toño Cartón (4,uno de penalti), Robert Arrhenius (1),Ivan Stankovic (5),Dalibor Doder (1) -equipo inicial-, Stian Vatne (-), Víctor Álvarez (2), Abel Lamadrid (1), Iago Muiña (1), Hussein Zaky (2, uno de penalti), Amadeo Sorli(-) y Pablo Hernández (p. s.). 

Parciales cada cinco minutos: 2-2, 4-5, 7-6, 10-8, 12-10, 16-13 (descanso), 20-16, 21-18, 25-19, 28-19,30-20 y 35-22.

Árbitros: Martín Franco y Monroy. Excluyeron a Pujol, Andreu, Apelgren, Puig;y Arrhenius (2).

Incidencias: se jugó en el Pabellón Olímpico de Granollers. Alrededor de mil espectadores.

Etiquetas