Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

¡A por ellos!

Hunter tira ante Phillip en el partido de la primera vuelta
¡A por ellos!
PEDRO ETURA

Una oportunidad así no se puede desaprovechar y menos en una jornada tan decisiva en la lucha por evitar el descenso. El CAI afronta hoy (12.15, Aragón Televisión) un reto más asequible de lo que podía parecer hace unos meses y con un premio mucho más valioso que una simple victoria. Los hombres de Alberto Angulo tienen al alcance de la mano un partido que, de vencerlo, supondría un paso de gigante por la permanencia y, además, complicaría un poco las cosas a un CB Granada que hasta ahora caminaba muy tranquilo por la ACB con los nueve triunfos acumulados. Con el recuperado Paolo Quinteros, después de que un tirón en el muslo se quedara en un susto, los rojillos tratarán de hundir moralmente a un conjunto que lleva un solo éxito en ocho jornadas, cinco derrotas seguidas como local y con un técnico al que últimamente se está criticando. El CAI no debe escatimar esfuerzos y debe saltar a doblegar a su rival. ¡Tienen que ir ¡a por ellos!

El destino ha querido que los aragoneses regresen cinco años después a Granada luchando por un objetivo parecido que entonces, un sitio en la elite, aunque en esta ocasión sea para sobrevivir en ella. Y este destino es caprichoso, ya que ha fijado esta cita en una jornada en la que otros enfrentamientos entre rivales directos, como el Cajasol-Murcia o el Menorca-Estudiantes, podrían dejar bastante decidida la cosa por abajo. O no. Los resultados hablarán.

El idioma elegido quizá sea el aragonés, puesto que este revoltoso calendario también ha establecido este duelo en uno de los peores momentos de los granadinos y uno de los mejores en el seno rojillo. Los locales, que crecieron haciéndose fuertes en el Palacio de los Deportes, han perdido esa chispa en casa, una dinámica muy diferente a la del CAI que, tras los triunfos ante Menorca y Manresa y la peleada derrota frente al Unicaja, viajó convencido de poder derrotar a los andaluces.

Para ello, además de mantener el nivel de las últimas semanas, el cuadro zaragozano deberá parar a uno de los mejores pívots de la competición, el estadounidense Curtis Borchardt, un tanque que garantiza puntos, intimidación y rebotes por doquier. En esa tarea tendrá mucho que decir el nuevo de la clase, un Loren Woods que vivirá su primer duelo en cancha ajena, ya que en Manresa no jugó por lesión.

Frenar a Borchardt sería fundamental, pero también podría serlo cerrar el grifo que le surte de balones, que no es otro que el del argentino Gianella. Aunque estará un poco solo, algo que deben aprovechar los directores de juego aragoneses. Y es que Poch apenas confía en el segundo base, Carlos Cherry, y ha dado minutos a un todavía inexperto Jorge Fernández. Neutralizar las armas granadinas es la clave y otro de los peligros está en el perímetro con buenos tiradores como Scepanovic o Hunter.

El CAI partirá desde su defensa para tratar de sumar su octavo triunfo. Sin embargo, eso habrá que certificarlo con buenos ataques. Habrá que ir a por el rival y perforar su aro con destreza. Ahí resurge un nombre por encima del resto, el de Paolo Quinteros. Pero quizá esta vez, además de confirmarse el buen momento de Lescano, tengan más que decir los hombres interiores, aunque abriéndose ante pívots altos pero con menor movilidad.

Etiquetas