Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

AGAPITO IGLESIAS

"Pido confianza"

A través de una carta dedicada a toda la afición, Agapito Iglesias reclama la fe y la unidad del zaragocismo y solicita paciencia ante las decisiones que deben adoptarse.

"Pido confianza"
"Pido confianza"

La versión epistolar de Agapito Iglesias lanza un mensaje de calma y esperanza al zaragocismo. Aprovechando la página web del club, el dueño y presidente del Real Zaragoza firma una carta destinada a los aficionados en la que, entre otras muchas líneas, dice lo de siempre y con las mismas intenciones que cada vez que ha debido explicar alguno de sus proyectos hundidos. Eso sí, la autocrítica tras una temporada nefasta y aborrecible brilla por su ausencia.

Después de agradecer, "por encima de cualquier tipo de personalismo, el apoyo al club en un momento muy difícil" y de reconocer el "esfuerzo y el trabajo" del "cuerpo técnico y la plantilla, a los 26 jugadores, no solo a los fichajes que tanto han ayudado en la segunda vuelta"; Agapito Iglesias desmenuza superficial y muy livianamente sus planes más inmediatos. En lugar de desvelar decisiones, sus párrafos reclaman paciencia y confianza.

Para empezar, el dirigente soriano habla de un "Plan de Futuro" que definirá el organigrama. "Todos los ejecutivos de cada una de las áreas del club están trabajando y participando en el diseño y el futuro de la estabilidad del club, siempre buscando la normalidad y el sentido común", explica Agapito.

Su objetivo es "dotar (al club) de un mayor rigor, control, seriedad y transparencia". Sorprende comprobar cómo Agapito se escuda dentro del club: "No nos dejaremos llevar por los intereses de quien, desde fuera, quiere precipitar unas decisiones que deben ser adoptadas en el seno del Real Zaragoza".

Entre otras cosas, Agapito, como suele hacer, pidió un nuevo "voto de confianza": "El club necesita un nuevo horizonte de estabilidad y serenidad en el marco de la unión de todo el zaragocismo. Solo así seremos capaces de poner en marcha un nuevo proyecto de garantía para el que pido, con la humildad y el tesón del trabajo diario, un voto de confianza, una oportunidad para devolvernos tanto apoyo mostrado en las últimas temporadas".

Según Agapito, el Real Zaragoza va a contar con "una importante y pionera iniciativa que ya se ha diseñado". Se entiende que se trata del Consejo Consultivo que anunció en la última Junta General de Accionistas. La misión de Agapito y este innovador órgano es "hacer un club más plural y participativo, abierto a la sociedad que representa".

En líneas generales, Agapito lo considera "un proyecto integrador y no excluyente en el que quepan todas la sensibilidades, tendencias y corrientes que conforman y enriquecen con su diferentes matices lo que ha sido y es el zaragocismo".

Al final de su discurso escrito, Agapito aconseja a la afición de La Romareda. El presidente, temeroso de que el partido contra el Villarreal se utilice como un juicio en el que sus modos de gobernar el Zaragoza y algunos de sus colaboradores sean duramente censurados propuso lo siguiente: "El último partido es una excelente oportunidad para que la afición disfrute del partido con normalidad y tranquilidad, agradeciendo a los jugadores, y a la propia afición, el esfuerzo realizado para lograr la permanencia. El sábado es un día para sentirse feliz después del sacrificio y sufrimiento de una temporada especialmente complicada".

Como se lee, Agapito Iglesias presiente tempestad en la grada.

Etiquetas