Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

Pecados de juventud

Un juez imputa a los futbolistas franceses Ribéry y Benzema por relacionarse con una prostituta menor de edad

Ribéry acude a declarar ayer al juzgado.
Pecados de juventud
MARTIN BUREAU/AFP

Tras un Mundial calamitoso, el fútbol francés sigue sumido en el bochorno. Franck Ribéry y Karim Benzema, dos de sus internacionales más destacados, fueron inculpados ayer de haber mantenido relaciones sexuales de pago con una prostituta menor de edad. El delito imputado por un juez de París está penado con hasta tres años de prisión y 45.000 euros de multa.

Nuevo capítulo en el serial del fútbol francés. En Sudáfrica hubo graves insultos de Nicolas Anelka al hasta entonces seleccionador Raymond Domenech, motín de los seleccionados que se negaron a entrenarse y fiasco deportivo en toda regla. La vergüenza nacional registra ahora un episodio adicional con la reactivación del 'caso Zaman Café', nombre de un cabaret de los Campos Elíseos, que había sido aparcado a petición de las autoridades con el fin, precisamente, de no perturbar el rendimiento de los 'bleus' en la Copa del Mundo.

Con las manos ya libres de compromisos, el juez instructor Yves Dando ordenó ayer a la policía el arresto de Ribéry y de Benzema así como del cuñado del jugador del Bayern de Múnich y del agente del madridista, que quedó en libertad sin cargos tras prestar declaración. Después de más de seis horas de interrogatorio en los locales de la brigada de represión del proxenetismo, los dos futbolistas y el pariente de Ribéry fueron presentados al juez para ser imputados de prostitución con menor.

Al magistrado no le convencieron los argumentos de los jugadores, que negaron saber que Zahia Dehar, la prostituta que los sitúa entre su clientela, tenía menos de 18 años cuando tuvieron sexo de peaje con ella. En sus declaraciones a la policía y a la prensa, la renovadora del marcaje al hombre ha asegurado que Benzema le pagó por acostarse con ella en 2008 cuando tenía 16 años, que Ribéry lo hizo en 2009 y que Sidney Govou, recién traspasado del Lyón al Panathinaikos, fue su cliente en marzo de 2010, cuando ya era mayor de edad, por lo que no ha sido investigado. Los futbolistas fueron puestos en libertad: permanecen imputados, aunque sin la necesidad de control judicial.

Regalo de cumpleaños

La joven argelina, que denunció amenazas policiales de anular su nacionalidad francesa, reveló que había sido el regalo de cumpleaños de Ribéry, quien el 7 de abril de 2009 la invitó a viajar en avión a Múnich y pasar la noche de su 26 aniversario en un hotel de lujo. El problema, a efectos judiciales, es que si pagó el billete el jugador o alguien de su entorno directo conocían forzosamente la edad.

Zahia, que cobraba 2.000 euros por noche, ya ha abandonado el trabajo de 'escort-girl', como ella denomina a su oficio. En sus últimas apariciones en la prensa popular, donde exhibe su anatomía de muñeca hinchable, anuncia que irá a Estados Unidos a firmar contratos para una colección de ropa.

Etiquetas