Despliega el menú
Deportes

VOLEIBOL

Pasión naranja

Expectación en Teruel ante el inicio hoy de la XXXIII Copa del Rey. El CAI, equipo anfitrión, aspira al título.

Teruel mostrará ante todo el país durante los próximos cuatro días su pasión por el voleibol, un deporte que, por primera vez, ha colocado a la ciudad en la elite nacional. La celebración de la XXXIII Copa del Rey ha movilizado a la entusiasta y numerosa afición turolense y al club anfitrión, el CAI, que deberá superar una dura prueba organizativa. Los ocho equipos punteros de la Superliga se disputarán el trofeo del K.O. del jueves al domingo.

El CAI Teruel parte entre los favoritos al título. Su presidente, José Luis Torán, prevé una avalancha de público si el conjunto turolense llega a la final. "Si jugamos una de las semifinales -dice-, el pabellón de Los Planos se llenará hasta la bandera, y no digamos si alcanzamos la final. En ese caso, habrá que disponer una cuarta grada para ampliar el aforo hasta los 3.500 espectadores, lo que constituiría un récor".

La "marea naranja", nombre con el que se conoce popularmente a la hinchada del CAI -su camiseta es de este color- también se prepara para el acontecimiento, que puede encumbrar al equipo local. La peña Marea Naranja celebró el martes una reunión para ultimar los preparativos de "la fiesta del voleibol". El presidente, Óscar Mesado, confía, además, en las posibilidades del CAI para alzarse con la copa. "Estamos muy ilusionados", confiesa. Los peñistas irán vestidos con unas camisetas especiales para la ocasión. "Están decoradas con una red y un tiburón -aclara que 'por lo de comerse a los rivales' y son, cómo no, de color naranja". Además, han contratado una charanga para animar a la hinchada en los partidos del CAI. Los estrechos lazos entre el voleibol y Teruel se plasman hasta en el logotipo de la Copa del Rey, un trabajo de un gabinete turolense, Ekix Soluciones Gráficas, que reproduce una estrella mudéjar.

La afluencia de público local está asegurada. Se han vendido 1.000 abonos para toda la competición. José Luis Torán señala que la ciudad tiene "mucha fama" por la numerosa presencia de espectadores en los partidos y por su entusiasmo, sobre todo si juegan los de casa. Aun con gradas complementarias, si el CAI accede a la final, el presidente del club organizador está convencido de que faltarán plazas en el pabellón Los Planos. La organización prevé además la llegada de expediciones de todas las ciudades con equipos en liza y también de aficionados de poblaciones que no están representadas, entrenadores y periodistas especializados. Torán sostiene que la Copa "es un trofeo que apetece a todos los equipos, más que la Supercopa".

El tirón popular del voleibol en Teruel se ha plasmado en la inscripción de cincuenta voluntarios para colaborar en la organización. Ayer se reunieron con responsables del CAI para repartir las camisetas identificativas y dar las últimas instrucciones para que todo salga a bien.

Etiquetas