Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

"No pasa nada por nombrar la ACB"

El base del CAI Lucas Victoriano entiende que se hable del gran objetivo ahora que está tan cerca, pero sigue siendo prudente.

Después de seis años persiguiendo la ACB, no es de extrañar que las seis jornadas que restan para ver cumplido el objetivo produzcan un cierto vértigo en el entorno. Se ha hecho tanto de rogar que, ahora que se ve cerca, los protagonistas prefieren ni mentarlo, en un ejercicio casi más de superstición que de prudencia. Es la escuela Curro Segura, la filosofía del partido a partido, la creencia de que cada duelo es el último aunque luego haya uno más. Y no le ha ido mal al CAI encomendándose al presente para dibujar, por fin, un futuro prometedor.

De esta corriente monacal, de confesión de las ilusiones de puertas para dentro, se ha desviado ligeramente el base argentino Lucas Victoriano, al admitir que "no pasa nada por nombrar la ACB, son cosas lógicas. Esto es un deporte y hay que disfrutar cuando se gana. Hay que decirlo y no creo que parezcamos prepotentes por ello".

La victoria del pasado viernes en esa recreación del infierno llamada La Laguna, la derrota del Bruesa (teórico máximo rival), la ventaja de dos victorias sobre el segundo (el equipo vasco) y la cercanía del final de Liga acentúan el cosquilleo en el estómago de quienes ansían ver al CAI junto a las catedrales más importantes del baloncesto nacional.

"Queda una semana menos y seguimos ahí. Lo más importante es que estamos jugando bien, con mucha confianza. Las victorias te hacen trabajar tranquilo, más relajado y mucho mejor", señala el director de juego rojillo, uno de los principales artífices de la regularidad que muestra el conjunto aragonés.

Por no salirse demasiado del discurso oficial, el que más paz interior debe producir a la plantilla en tiempos de inevitable excitación, Victoriano asegura que "estamos siguiendo una filosofía que me parece muy acertada y es que está de más jugar con el futuro. Estamos concentrados en lo que estamos, que es el próximo partido ante Los Barrios".

Starosta, fiel al manual

El checo Ondrej Starosta también tiene la lección muy aprendida. Hay que ver lo sencillo que le resulta el castellano cuando sabe de memoria lo que tiene que decir. "Estamos muy contentos, por supuesto, pero hay que mirar adelante. El viernes tenemos otra final, como dice nuestro entrenador, y no vale de nada lo de La Laguna si no ganamos a Los Barrios".

Todo lo que dicen a estas alturas los jugadores del CAI parecen frases sacadas de un manual de psicología deportiva. "Hay que estar muy concentrados y no mirar atrás al Bruesa, sino pensar en nosotros mismos. Tenemos un poco menos de presión, pero no podemos bajar la concentración porque sería muy peligroso".

Y en este barco que no zozobra como sus vecinos del balompié todo el mundo quiere remar al límite de sus fuerzas. "Espero poder ayudar al máximo al equipo. Estoy más cómodo, con más confianza y deseo seguir así en lo que resta de temporada".

El técnico, en su papel

Curro Segura no espera un rival asequible este viernes. "Seguro que Los Barrios -noveno clasificado- viene con una motivación extra. Lo de La Laguna fue un paso más, pero no queramos saltar muchos escalones porque si no tropezaremos".

"Del ascenso -continuó el técnico- hemos hablado desde la pretemporada, no da miedo nombrarlo, pero lo que no hay que decirlo es esta semana porque hay que ganar a Los Barrios. A lo mejor el partido del ascenso es este".

Etiquetas