Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL

Partida con el Lazio

Los dirigentes del Real Zaragoza y el Lazio se reúnen hoy en Madrid con el propósito de cerrar la cesión del portero Carrizo y el traspaso rumbo a Roma de Matuzalem

Madrid será el escenario hoy del encuentro entre los dirigentes del Real Zaragoza y Lazio. Encima de la mesa de un restaurante madrileño, dos nombres propios: el centrocampista Francelino Matuzalem y el portero Juan Pablo Carrizo. A un lado Agapito Iglesias y Antonio Prieto representando al Zaragoza, y al otro, Claudio Lotito encabezando la delegación romana.

 

A la cumbre también asistirán los agentes de ambos futbolistas, Umberto Fusco (hermano de Filippo, el encargado de traer al brasileño hace dos años a Zaragoza) y Pablo Sabbag. Tras varios intentos y demoras, ambos clubes se reúnen con el propósito de desbloquear el traspaso de Matuzalem rumbo a Roma y la llegada de Carrizo en calidad de cedido a La Romareda.

 

Las sensaciones previas apuntan a que hoy se resolverán los puntos de desacuerdo en la negociación. El grueso de las conversaciones está avanzado y las intenciones entre ambas partes son buenas, sin embargo, aún restan esquinas en la operación. Igli Tare, albanés ex futbolista del Lazio y actual director deportivo de la entidad romana, confirmó ayer la intención de desbloquear la negociación: "Yo no acudiré a Madrid, pero sí lo hará el presidente. Hay que esperar a mañana-por hoy- para confirmar si las posturas entre los clubes están cercanas o lejanas. Esperamos llegar a un acuerdo".

 

Con Carrizo, el Real Zaragoza tiene el acuerdo bien perfilado. El portero argentino desea recuperar su lugar en la selección de su país, liderada desde el banquillo por Diego Armando Maradona, y contempla al club aragonés como un destino idóneo donde volver a abrillantar sus guantes. Por este lado, a Agapito no se le presentan obstáculos.

 

No existe el mismo nivel de compromiso con el Lazio. El principal foco de conflicto con los italianos es determinar la cuantía de la futura opción preferencial de compra que se incluirá en el contrato de cesión. Lotito accede al préstamo anual de Carrizo, pero, llegado el caso, desea garantizarse poder recuperar la inversión que en su día realizó por el portero. El Lazio desembolsó a River Plate 7,5 millones de euros para contratar al argentino, quien debió permanecer una temporada (2007/2008) cedido en River a causa de unos problemas con su pasaporte comunitario.

 

Además, Lotito desea incluir una plusvalía por si Carrizo destaca y eleva su cotización en Zaragoza. En total, exige que esa opción de compra se alce hasta los 10 millones de euros. Sin embargo, el Zaragoza pretende de una cantidad inferior, en torno a los 6-7 millones.

 

También quedan puntos sin resolver con Matuzalem. El Real Zaragoza pretende cubrir con esta venta el máximo posible de los 13 millones de euros que el TAS han fijado como indemnización al Shakhtar Donetskpor su extraordinario fichaje en julio de 2007.

 

Sin embargo, el valor actual de mercado del centrocampista brasileño es muy inferior a esos 13 millones, y el Lazio, consciente de ello, no eleva su oferta más allá de los cinco millones. El Real Zaragoza exige 7 millones (que serían 6 más la cesión de Carrizo, valorada en un millón por el Lazio). Si los italianos incrementan ligeramente su oferta, el acuerdo será un hecho. Matuzalem se iría al Lazio y Carrizo aterrizaría en el equipo de Marcelino García Toral. La solución, hoy en Madrid.

Etiquetas