Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PRIMERA Y SEGUNDA DIVISIÓN

Paro con entrenamientos

La AFE mantiene la huelga y la Liga no arrancará hoy. Los futbolistas, sin embargo, sí trabajaron ayer.

Rubiales encabeza al grupo de negociadores de la AFE a su entrada en la sede de la LFP ayer.
Paro con entrenamientos
B. RODRÍGUEZ / EFE

Sin fútbol en Primera y Segunda División este fin de semana, el inicio de la Liga en la segunda jornada (27 y 28 de agosto) aún está el aire, ya que «las posturas siguen distantes», según reconoció ayer la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) tras una reunión de casi cuatro horas con la patronal de clubes. El sindicato de jugadores anunció el miércoles que la huelga consistía en el «cese de la prestación de servicios» entre ayer viernes y el lunes día 22, y también entre el viernes 26 y lunes 29 (si no se desconvoca para la segunda jornada), y que afectaba a entrenamientos y partidos amistosos.

Sin embargo, los que tenían programada para ayer sesión preparatoria se saltaron el primer día de paro. Entre otros de la máxima categoría, los futbolistas de Real Madrid, Atlético, Athletic, Osasuna, Real Zaragoza o Levante, aunque algunas de las plantillas de Primera tienen previsto descansar hoy y mañana, para «respetar» el plante. No será, por ejemplo, el caso del Madrid, que también entrenará esta tarde. O el Barça, que tiene programada una doble sesión. Otros equipos, como Valencia o Betis, han decidido sí secundar la huelga. No existe unanimidad entre los futbolistas para llevarla a cabo y, salvo excepciones, como las de dos de las plantillas más perjudicadas por las deudas (Rayo Vallecano y Racing), no se ejecutará completamente el paro durante los cuatro días fijados por la AFE. El Sporting y el Betis también han acordado hacer huelga los cuatro días. Lógicamente, existen plantillas que no pueden secundar el paro, como las de los equipos que disputarán la próxima semana la vuelta de la Liga Europa, o la del Villarreal, que se juega su billete para la 'Champions'. Tampoco se suspenderá el Trofeo Gamper que el Barça jugará el lunes contra el Nápoles en el Camp Nou. En Segunda División, el paro será más respaldado.

Contra los de la fotito

El presidente del Getafe, Ángel Torres, cargó ayer con dureza contra los internacionales españoles y campeones del mundo (Casillas, Puyol, Xabi Alonso, Llorente, Javi Martínez y Mata) que respaldaron públicamente al presidente de la AFE, Luis Rubiales, durante la conferencia de prensa en la que el día 11 anunció la convocatoria de huelga. «A los de la fotito les va a salir caro. No tienen vergüenza. Si estaban en huelga, ¿por qué se están entrenando? La solidaridad no se demuestra asistiendo a ruedas de prensa, sino contribuyendo económicamente, al igual que lo ha hecho la LFP. Si los de la foto hubieran dado dinero, se habría solucionado el problema», comentó el dirigente azulón, que reveló que sus jugadores no apoyan la huelga.

En un momento de tanta crispación y de desencuentro entre futbolistas y clubes, el sindicato acusó ayer a la patronal de haber solicitado a la Federación «la reasignación de la primera jornada del campeonato de Liga, medida a la que se opuso AFE por considerarla una práctica antihuelga», según un comunicado público. Sin embargo, el presidente de la LFP, José Luis Astiazarán, negó que la patronal haya hablado con la Federación «en esos términos». Ni él ni el gerente de la AFE, Luis Gil, quisieron confirmar que la primera jornada de Liga se aplazará al mes de diciembre, pero sí destacaron que ambas partes ya están «trabajando para ver si la jornada del domingo de la próxima semana se puede celebrar».

Aunque hay esperanzas de que se pueda desbloquear la situación antes del día 26, para que la Liga pueda arrancar en la segunda jornada, Astiazarán admitió que «hay criterios muy alejados con la AFE, pero la LFP sigue comprometida con el diálogo». «Vamos a ver si podemos llegar a un entendimiento. Antes no hubo ni una propuesta de la Liga, y al menos esta vez se han puesto encima de la mesa los puntos de conflicto de una situación tan grave», apuntó el dirigente del sindicato. «Los jugadores están unidos», insistió Luis Gil.

Etiquetas