Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

"Para ganar, lo ideal sería quitarles el balón"

Javier Aguirre no quiere repetir el cerrojazo de Pamplona en el último viaje y pretende jugar igual que el lunes pasado ante la Real.

Aguirre ayer, bajando del autocar en el inicio del viaje a Barcelona.
"Para ganar, lo ideal sería quitarles el balón"
A. N.

zaragoza. Javier Aguirre continúa sin salirse del guión ni un párrafo, ni un milímetro. El entrenador zaragocista sigue desgranando, día a día, declaración tras declaración desde hace 40 fechas, los argumentos propios de cada momento, sin estridencias, diciendo lo que debe y pareciendo además que lo dice de veras. Es una especie de antónimo de Mourinho. Un hombre oportuno, leal al club que le paga y respetuoso con sus futbolistas en cada gesto y acción.

Ayer dio una larga rueda de prensa previa al viaje a Barcelona en la que abordó a su manera todas las cuestiones que se le plantearon, sin muletazos ni rodeos. Por supuesto, el núcleo principal lo compuso el duelo de esta tarde en Cornellá-El Prat, vital un día más para la respiración del Real Zaragoza. "El Espanyol, en mi opinión, es la revelación de esta Liga junto con la Real Sociedad. Pero creo que, aunque va a ser muy complicado, se le puede ganar. No somos el Barcelona, que por ahora es el único que le ha superado en su casa. A nosotros nos cuesta tener muchísimo más el balón en posesión. Para sorprenderles, lo ideal sería quitarles la pelota cuanto más mejor e intentar llevar nosotros la iniciativa", dijo en el arranque de sus argumentaciones.

El Vasco siguió dando detalles del enfrentamiento que espera hoy en la Ciudad Condal. "Hay que tener mucho cuidado con sus contragolpes. Tienen cuatro o cinco jugadores muy verticales: Callejón, los dos García, Dátolo, Osvaldo, Verdú... Además, atrás van muy bien con todo chavales de la cantera y un portero muy experto como Carlos Kameni", advirtió. Aguirre viajó ayer a Barcelona con el refuerzo moral del triunfo del lunes pasado ante la Real. "Ese partido nos deja tranquilos porque hemos visto que sabemos tener el balón en posesión. Vimos que es mejor defender con la pelota en nuestro poder que al revés. Es cierto que ante el Espanyol es un partido diferente, pero hay que intentar repetirlo. Ahora ya sabemos que podemos hacerlo", remarcó.

Al preparador americano le preocupa el potencial como local del Espanyol. "Vienen de tres derrotas consecutivas y eso les hará más peligrosos aún. En su campo están intratables y son un adversario muy capaz en todas las líneas. Proponen siempre partidos de ida y vuelta, de mucho dinamismo. Como son mayormente jóvenes, da igual que hayan jugado el jueves partido de Copa. Se recuperan enseguida", analizó Aguirre.

Respecto de la plantilla zaragocista, el mexicano no quiso abusar del halago en una semana edulcorada por el triunfo obtenido ante la Real. "Los jugadores no están contentos, están liberados. Saben que seguimos en descenso y mal ubicados en la clasificación. Realmente, por ahí no cambió nada y hay que seguir peleando cada día a tope. Pero están liberados de una presión extra que, hasta el triunfo del lunes, nos impedía dar buenos pases, hacer bien los controles, jugar con soltura. Creo que, ahora, los jugadores han reforzado su autoestima", apuntó el entrenador que se ha marcado un reto: "Hay que sumar en los cinco partidos de enero", concluyó.

Etiquetas