Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Paliza en el primer día

La plantilla inicia la gira por Inglaterra con un largo viaje y un entrenamiento en las instalaciones del West Ham

Braulio sale del autobús del Real Zaragoza, a su llegada a las instalaciones del West Ham United inglés.
Paliza en el primer día
TIM COLE

El primer día de la gira inglesa resultó agotador para la expedición zaragocista. El viaje desde Zaragoza al centro de Londres pareció inacabable. Más de 12 horas hubo que invertir para llegar al destino. A las 9.00 partía el autocar del equipo desde La Romareda rumbo a Madrid. A las 16.00 (con una hora de retraso), despegó el avión desde Barajas para aterrizar a las 18.30 -hora española- en Gatwick.

Y Aguirre no quiso ir directamente hasta el Hotel Marriot India Quay. El mexicano quería llevar a cabo un entrenamiento y pactó con el West Ham la cesión de un campo en su Ciudad Deportiva. Del aeropuerto de Londres hasta las instalaciones de los 'hammers', a través de infinitos cinturones de circunvalación, tardaron hora y cuarto en recorrer los más de 80 kilómetros de autovías hasta arribar al lugar del ensayo. Aguirre dedicó una hora a estirar los músculos de sus muchachos y, al final, hasta se esperó la tardía llegada de Efraín Juárez para que se incorporase al grupo después de haberse quedado en Barajas por su olvido del pasaporte. Total, que con la noche encima, el autocar blanco del Zaragoza salió camino del 'downtown' de la capital inglesa para llegar al hotel, cenar y caer rendidos en la cama.

No es un viaje ideal en la previa de un partido, pero el verano y la pretemporada tienen estas cosas. Nada es ordinario, todo es diferente a lo que luego se utiliza como norma en época de competición. El grupo denotaba anoche su enorme cansancio. Braulio fue el más dolorido de la plantilla, ya que abandonó el entrenamiento antes de tiempo al resentirse de su golpe en la cresta iliaca en un mal gesto al golpear un balón.

Por lo demás, nada que no estuviese en las previsiones de estos diez días en Gran Bretaña. Tiempo gris, nuboso, con un fresquito que cala los huesos pese a que los nativos dicen que es un buen verano. Los termómetros marcaban ayer 20 grados y los partes meteorológicos advierten de temperaturas incluso más bajas con algo de lluvia en los días sucesivos. El grupo ha venido sin dirigentes al frente, todos ellos sumidos en los múltiples frentes institucionales que afectan al Real Zaragoza. El delegado, Juan Morgado, y el responsable de prensa, Rubén Ramos, son las cabezas visibles de la expedición.

Hoy, sin tiempo para más adaptación al medio, llega el primer partido serio de la precampaña estival. Una prueba de calado para un equipo cansado tras el esfuerzo físico acumulado en tierras sorianas y con la puntilla que supuso el pestoso viaje de ayer. La pretemporada empieza a ponerse exigente para Aguirre y sus pupilos.

Etiquetas