Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Palabra de Marcelino

Quedan solo 19 días para que llegue la hora de la verdad y la liga comience para el Real Zaragoza en el campo del Levante. A pesar de que en los despachos quedan muchos deberes por hacer y, en el ámbito deportivo, al equipo le está costando asimilar el nuevo método que trae Marcelino García, el nuevo técnico zaragocista arranca las hojas del calendario con los nervios templados. Al menos esa es la imagen que exporta de puertas afuera. Sin aspavientos, mostrando confianza plena en sus dirigentes, en su secretaría técnica y, sobre todo, en las piezas que ahora conforman su plantilla, que se sabe tiene mucho de provisional. Ayer en Villalba (Lugo), a la intempestiva hora del desayuno -eran las 8.15-, Marcelino hizo una valoración del trabajo estival aprovechando el fin de la minigira gallega. El astur actualizó así, con estos pensamientos en voz alta, el estado de las cosas cuando la precampaña inicia ya su recta final.

Contento con el equipo

"El balance de esta semana en Galicia creo que es francamente positivo. Hemos estado muy bien atendidos en el Hotel Villamartín y, aunque tuvimos un pequeño problemilla al principio con el campo de La Magdalena, se solventó enseguida. Además, los desplazamientos a Ferrol han sido cortos y cómodos. La actitud y la predisposición al trabajo de la plantilla es de agradecer. Todo el mundo pone los cinco sentidos en todo lo nuevo que estamos trabajando. Creo que vamos por el buen camino. Estoy muy contento de cómo llevamos el proceso".

Lo peor, las lesiones

"Las lesiones que hemos tenido son lo peor de estos días. Es algo que siempre dificulta la preparación. Pero, sobre todo, merman las posibilidades de coger el momento de forma lo antes posible para estos futbolistas, casos de Chus, Luccin o Coentrao".

"Habrá que ver en las próximas horas la gravedad que tienen las últimas lesiones de Gabi, Ewerthon, Pablo de Barros y Zapater, a los que se harán pruebas el lunes o el martes. Pero, en principio, parece ser que puede ser menos de lo previsto inicialmente tras el partido contra el Sporting".

Una buena comparativa

"Considero que estamos mejor de lo que han estado conmigo otros equipos a mi llegada (Recreativo y Racing de Santander). Bastante mejor. Los resultados, por ejemplo, son muchísimo mejores. Y el juego, aun sin continuidad, es también superior al que dieron mis anteriores equipos al principio".

La irregularidad es normal

"Como es lógico, hay mucha irregularidad a la hora de aplicar los conceptos y el criterio que vamos a utilizar esta temporada, que no es ni mejor ni peor que el anterior, pero es muy diferente al que se venía haciendo en este equipo. Pero, insisto, para mí es lógico que ocurra esta irregularidad".

"Hace falta la colaboración de todos los jugadores para poder aplicar tantos cambios y eso dificulta la continuidad. Además, hay mucho cansancio acumulado en esta fase de preparación. Por ello hay tanta irregularidad".

Cambio muy brusco en el tipo de juego

"Es normal que nos esté costando jugar con cierta soltura porque nosotros, este año, no vamos a ser un equipo que tenga posesiones muy largas. No vamos a ser un equipo de toque, toque y toque, que acabe mareando la perdiz. No vamos a ser más ese equipo. Seremos diferentes, mucho más rápidos y directos. Ahora mismo, tenemos otra idea: finalizar las acciones en ataque o contraataque con los menos toques posibles".

"Este año, si podemos acabar jugadas en cinco pases, no las vamos a acabar en cincuenta. Y por eso, veo normal que esté costando bastante a la gente entender este tipo de juego. No es lo mismo robar el balón y dar un pase atrás para iniciar el juego desde la línea defensiva, que robar e iniciar inmediatamente el contraataque. Tampoco es lo mismo hacer tres rotaciones de balón por atrás para progresar poco a poco en ataque si, a la primera rotación, ya es posible salir rápido hacia arriba. Mi criterio es diferente y por eso perdono la irregularidad y el juego exhibido hasta ahora".

Equipo sí, individualidades no

"El año pasado, cuando nos enfrentamos varias veces, dije que al Zaragoza le había faltado comportarse como un equipo de forma regular. A lo largo de la temporada última, fue equipo a veces, pero en muchas ocasiones no lo fue. Cuando funcionaron como equipo, normalmente ganaron los partidos gracias a la calidad de los hombres que tiene".

"Por eso, este año tenemos que ser un equipo. Todos partícipes de lo mismo. No puede ser, como pasó años atrás, que unos jugadores solo estén para unas facetas del juego y otros se dediquen únicamente a las otras".

Huérfano de hombres de banda, el mayor inconveniente

"El hecho de no tener hombres específicos de banda es un condicionante que influye claramente en el juego, tanto a la hora de atacar como a la de defender".

"Y también es un condicionante para poder aplicar aquello que estamos ensayando con el equipo que pueda empezar la competición de la mejor manera posible".

Prevé problemas de inicio

"Lo que condiciona el asunto de las salidas y las llegadas de futbolistas está ahí y es evidente. Y eso nos va a suponer que vamos a tener unas dificultades mayores en el inicio de la liga".

"Hay que ver qué soluciones vamos adoptando ya con la plantilla. Lo que está claro es que tenemos que hacer un equipo competitivo en el que cualquier futbolista pueda participar y el equipo no se resienta. Con los que hay ahora, lo que estamos haciendo es generar unos hábitos. Pero hay que definir ya la plantilla para empezar el campeonato de la mejor manera".

Está tranquilo pese a todo

"No estoy cabreado por cómo va el asunto de las salidas y fichajes. Lo estaría si se hubieran marchado dos o tres delanteros. Entonces, aunque me hubieran venido las bandas, estaría muy cabreado. Estoy tranquilo porque ya tenemos algunas cosas aseguradas y, lo otro, creo que lo vamos a tener. Eso es lo que creo".

Anuncia fichajes de alto nivel

"Estamos buscando soluciones que, si conseguimos que vengan, van a elevar bastante el nivel del equipo. Creo que de aquí al miércoles va a haber alguna novedad importante. Cuando volvamos a entrenar este miércoles, me parece que tendremos noticias".

Quiere un portero con cuajo

"Está claro que tiene que venir un portero. Todos sabemos que hay una opción que nos gusta muchísimo (Asenjo) y hay que ver si se puede realizar o no. Si al final no es posible, habrá otra solución".

"Tendremos que valorar qué hacemos. Si fichar un portero para varias temporadas o buscar una solución únicamente para este año próximo. Ahí habrá que ver qué nos ofrece el mercado y, viendo el perfil de lo que nos dé, decidiremos lo que nos parezca mejor".

Paz con Sergio García

"Ante las equivocaciones de un jugador en un momento dado, yo soy un entrenador y una persona que tomo decisiones que creo oportunas. Pero después, para que haya un rencor o determine que no voy a contar con un futbolista, tiene que haber una gravedad considerable que, además, se repita".

"El tema de la expulsión de Sergio García de un entrenamiento no lo considero grave. Fue una solución puntual tras una discusión. Pero a mí, Sergio me parece un grandísimo futbolista y, en lo que llevo tratándolo, me parece una gran persona. Y mi valoración no se mediatiza tras lo que ocurrió la semana pasada".

"Lo que pasó con Sergio no tiene para mí ninguna secuela. Lo que pasó, ahí se queda". 

Le gusta Pablo de Barros

"Me ha demostrado que es un futbolista con muchas posibilidades. Y lo ha hecho en poco tiempo, teniendo en cuenta, además, que tiene 20 añitos y que llega de Brasil. Pero tiene muchas ganas y tiene maneras. Ahora bien, en su caso, nos limita mucho el asunto de los extracomunitarios. Ya veremos".

Ewerthon, aún en duda

"Ewerthon era un futbolista que, como ya dije, no contaba con él e incluso le notifiqué al club que podía salir sin problemas. Pero luego me ha demostrado con su trabajo que es un jugador que puede estar perfectamente en la plantilla. Ahora, su salida del equipo va a depender de que, en un momento puntual, el club y él decidan que tiene que irse. Siempre y cuando el equipo no quede mermado en el apartado ofensivo, claro".

"Mi idea es quedarme con cuatro delanteros. Que haya una gran competitividad entre ellos y que cada día jueguen dos. Ya veremos al final lo que sucede y lo que más conviene a todos".

Nilmar no le seduce mucho

"No sé realmente cómo está el asunto de Nilmar. Pero sí sé que, si al final viniera, tendremos un delantero más y un extracomunitario más. Y yo no quiero quedarme con cinco puntas, ni el club puede permitírselo en Segunda. No podemos tener una delantera que sería clarísimamente de Champions. No es un tema prioritario salvo que hubiera bajas indeseadas".

Etiquetas