Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Otro MVP dos años después

El rojillo repite este galardón justo dos años después de serlo tras el Cajasol-CAI que se jugó el 11 de enero de 2009.

Paolo Quinteros trata de marcharse de Kone, jugador del Lagun Aro, en el duelo del miércoles.
Otro MVP dos años después
ESTHER CASAS

Es un auténtico ‘killer’ y tenía que aparecer algún día. Ha tenido partidos buenos y otros muy malos, pero Paolo Quinteros no se ha desesperado. “era cuestión de trabajar duro cada día y tener paciencia” decía nada más concluir el duelo ante el Lagun Aro. Lo afirmaba con una sonrisa en la cara, puesto que acumulaba 37 puntos de valoración en su casillero, una cifra que ayer le confirmó como MVP de la jornada 16 de la ACB. Es un galardón que no le es ajeno, puesto que el escolta ya fue designado mejor jugador de la semana hace ahora justo dos años. Fue tras un Cajasol-CAI el 11 de enero de 2009, cuando sus 33 de valoración le otorgaron ese premio, que ayer volvió a recibir.

La calidad del argentino ya le llevó a ser el tercer máximo anotador de la ACB hace dos campañas. Y a un francotirador como él no se le olvida su trabajo. Sin embargo, ya el año pasado y actualmente en su vuelta a la elite, el rol de Quinteros ha variado. Le llegan menos balones y asiste mucho más que en el pasado. Sin embargo, su olfato como depredador del aro rival sigue intacto y el miércoles le llevó a una nueva actuación estelar con la elástica del CAI Zaragoza.

Precisamente lo que le faltaba al equipo era acierto. La defensa funciona, pero el ataque se había atascado en las últimas semanas. Y ahí apareció un Paolo inconmensurable. 27 puntos en 30 minutos de juego con unos porcentajes envidiables. Pero un MVP no se limita a anotar, no. El partido del rojillo fue mucho más que sus canastas. Primero, porque oxigenó al conjunto zaragozano con su responsabilidad ofensiva en momentos complicados y, después, por lo que aportó en otras facetas del juego.

Quinteros, además de sus puntos, se fue al vestuario con tres rebotes, cinco asistencias, un robo de balón, un tapón y seis faltas recibidas. Unos números de auténtico ‘crack’ que “sirvieron para ayudar al equipo a ganar un partido muy importante”, afirmaba el de Entre Ríos. Si a eso se le añade que sus únicos fallos fueron en los tiros de dos (cinco de nueve) y que acertó con sus cuatro triples y sus cinco tiros libres intentados, el partido de Paolo es digno de todo un MVP, reconocimiento para el que hubo que esperar a la noche de ayer cuando se cerraba la jornada con tres encuentros.

El escolta, tras el duelo, prefirió hablar de lo vital del triunfo, pero ayer ya tenía que referirse exclusivamente a su galardón. Y volvía a mostrarse feliz por él: “Es un lindo premio para la victoria del equipo, que es lo que cuenta. Recuperamos un camino y contribuir a ello me hace sentir feliz”. Además, señaló que lo curioso es que “las dos veces que he sido MVP ha sido en vísperas de mi cumpleaños (es mañana día 15)”.

Y ya van dos premiados en lo que va de temporada en el conjunto de José Luis Abós. El australiano David Barlow ya fue el mejor de la quinta jornada con 30 de valoración y ahora lo es Quinteros. De hecho, el CAI es el tercer conjunto que cuenta con dos galardonados distintos en lo que va de año, algo que ya lograron Teletovic y Barac con el Caja Laboral, y Robinson y English con el DKV.

La alegría de Paolo no es para menos, ya que además de ser MVP es el que lo ha logrado con más puntos en toda la temporada: 37.

Etiquetas