Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO FEMENINO

Otra vez a por el Ros

El Mann Filter inicia la segunda vuelta con la opción de quitarse la espina de la Copa.

Henry trata de hacerse hueco con el balón en las manos.
Otra vez a por el Ros
HERALDO

No hay tiempo ni para celebrar el triunfo europeo ante el Dynamo Kursk ni para lamentarse de no haber sabido dejar sentenciada esa eliminatoria de octavos de final de la Eurocup. El Mann Filter Zaragoza se encuentra sumergido en una fase del calendario en el que los partidos le llegan a ritmo vertiginoso. Hace siete días jugaba la semifinal de la Copa de la Reina en Valencia, el jueves era turno del torneo continental y hoy mismo regresa la Liga Femenina con el arranque de la segunda vuelta. Y lo hace con una gran oportunidad para las amarillas. Una gran oportunidad de quitarse la dolorosa espina de la Copa, ya que esta noche se mide de nuevo con el Ciudad Ros Casares. Pero también una opción de resarcirse del mal final de partido ante las rusas y de demostrar que el conjunto de Víctor Lapeña puede disputar al más alto nivel un encuentro completo. Ni 30 minutos como hace una semana ante el Ros ni 20 como en la Eurocup. Esa es la única manera de dar el definitivo salto de calidad.

La gran temporada que está llevando a cabo el equipo zaragozano permite soñar con un triunfo ante un 'grande' que tanto se le resiste a las amarillas. Ante el Ros Casares casi siempre se han tenido opciones de victoria, pero las aragonesas nunca han sido capaces de rematar la faena. Esa misma historia se repitió en Valencia recientemente, pero el Mann Filter está motivado para cambiar el desenlace.

Las claves para tumbar al poderoso líder liguero están claras, no en vano hace siete días se le fue ganando por 20 puntos. Pero lo que volverá a decidir el devenir del duelo es la intensidad con la que unas y otras salten al parquet del Siglo XXI a partir de las 20.00. Lo que está claro es que a las levantinas ya no les pillará por sorpresa y llegan a la capital del Ebro con ganas de demostrar que lo de la Copa fue un accidente.

Mientras, Víctor Lapeña insistirá en su planteamiento que a punto estuvo de llevarle al éxito en Valencia. Defensas muy agresivas, balances defensivos rápidos, claridad ofensiva y entrega total son los ingredientes que tiene que volver a mezclar el cuadro amarillo. Hay quien dice que su asignatura pendiente es frenar a la pívot Brunson, pero en el torneo del k.o. ya quedó demostrado que si es ella la única que suma el Mann Filter tendrá sus opciones.

A todo ello hay que añadir el aspecto anímico, puesto que las zaragozanas tienen que jugar enrabietadas tras no poder 'culminar' sus dos últimos compromisos. Y esa rabia podría servir para frenar el resto de armas valencianas, que son muchas.

Porque a la imparable Brunson se le unen en la pintura Cindy Lima, Anosike y hasta Vesela. Pero si el juego interior es poderoso, el exterior tiene una calidad descomunal. Las españolas Laia Palau, Nuria Martínez y Marta Fernández volverán a ser una amenaza continua para las amarillas, además de Lawson y una Douglas que hizo mucho daño a las de Lapeña en su cita reciente.

Lo más positivo del enfrentamiento es que no es de la verdadera liga del Mann Filter, cuyos objetivos pasan por otros duelos. Sin embargo, esa ausencia de 'responsabilidad' otorga al cuadro aragonés una oportunidad única. Ya han tenido contra las cuerdas al Ros y hoy puede ser el día en el que lo tumben de una vez por todas.

Etiquetas