Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

UNA MISIÓN

Otra Supercopa en casa

El CAI Zaragoza quiere celebrar su décimo aniversario organizando en el pabellón Príncipe Felipe el primer título oficial de la temporada 2012-2013

Desea el CAI Zaragoza celebrar por todo lo alto su décimo cumpleaños. En esa aspiración, aparece una oportunidad de lujo en el horizonte: la Supercopa de la temporada 2012-2013, que el club aragonés pretende albergar en su pista. La experiencia no sería nueva para la entidad que preside Reynaldo Benito. El pabellón Príncipe Felipe ya la vivió en septiembre de 2008, cuando el CAI, recién ascendido a la máxima categoría, acarició el título. Apartó en semifinales al DKV Joventut de Badalona (96-81) y en la final, frente al poderoso TAU Vitoria, el conjunto zaragozano murió matando (86-85). Se quedó a un paso de consumar una gesta histórica.

Aquella Supercopa ACB permanece en la memoria de la afición zaragozana, que capturó en dos días algunos de los mejores momentos de una temporada que acabó tornándose nefasta. De haber tuteado a dos gigantes del baloncesto español a despeñarse, unos meses más tarde, al fondo de la clasificación con un billete de vuelta a la LEB. Concluida la campaña, sufrida tal metamorfosis, al aficionado del CAI no le resultó sencillo extraer instantes de alegría del primer periplo de su equipo en la máxima categoría. Sin embargo, en la breve recopilación, un acontecimiento tuvo una relevancia máxima: la Supercopa.

La entidad aragonesa quiere darse el gustazo de nuevo. No en vano, la Supercopa ACB (ahora denominada Supercopa Endesa por el mecenazgo de la eléctrica) presume cada año de un cartel nada desdeñable. A la de este año, que acoge el Bilbao Arena los días 30 de septiembre y 1 de octubre, concurren, además del Bizkaia Bilbao Basket (en calidad de organizador), el FC Barcelona (como actual campeón de Liga y Copa), el Real Madrid (como mejor equipo español de la pasada campaña en Europa) y el Caja Laboral (que aprovecha, por su mejor coeficiente deportivo de la pasada temporada, la plaza que deja libre el Barça tras su doblete). El alto nivel de los contrincantes convierte a la Supercopa en una competición muy atractiva, en el plato perfecto con el que abrir boca y, en tal caso, en un más que acertado regalo de cumpleaños para el Basket Zaragoza 2002.

Las gestiones han comenzado en los despachos del club zaragozano. La misión: conseguir que la Supercopa de 2012 (que se celebra unos días antes del arranque de la competición doméstica) se juegue en casa, en Zaragoza. Para ello, el CAI deberá convencer a los gestores de la ACB y, de paso, hacer frente a los gastos de la organización, algo que la entidad ya asumió en 2008. La primera competición oficial del año no es cara, pero tampoco es gratuita. No obstante, como ya se pudo comprobar hace tres años, es un tentempié apetitoso para los aficionados. Entonces no se llenaron las gradas del pabellón Príncipe Felipe, pero sí presentaron una buena entrada. Contribuyeron a ello los numerosos seguidores desplazados desde Barcelona, Badalona y Vitoria. El público vibró con los concursos de mates y triples -que, para sorpresa de muchos, no se reeditarán en la Supercopa de este año- y luego disfrutó de tres partidos agradables. En dos de ellos participó el CAI Zaragoza, que dejó su impronta. En 2012, el club celebrará su décimo aniversario. La Supercopa es el regalo deseado. Queda amarrarla. Y, por supuesto, asegurar antes la permanencia en la Liga ACB que arranca en octubre. Es más que una simple condición. Se trata de una obligación.

Etiquetas