Despliega el menú
Deportes

CAI BM ARAGÓN

Óscar Mainer: "El problema somos nosotros, y nosotros tenemos que solucionarlo"

El director deportivo del CAI Aragón demanda una reacción de su equipo ante el decisivo encuentro de las semifinales de la Copa EHF.

PREGUNTA.- ¿Salió satisfecho del partido que presenció el martes ante el Teka Cantabria?

RESPUESTA.- Sumamos dos puntos, que era muy importante en nuestro objetivo de alcanzar la quinta plaza. En cuanto al juego, considero que fue mejorable.

P.- El colista puso en más de un aprieto al CAI Aragón.

R.- Lucharon mucho, eso es cierto. Ellos también se jugaban dos puntos vitales. Apenas quedan jornadas, y necesitaban puntuar para lograr la permanencia en la Asobal. Nosotros ganamos sin muchos lujos.

P.- Jugando a ese nivel, las opciones de llegar a la final de la Copa EHF no parecen demasiadas.

R.- Son dos competiciones diferentes. Para ganarle al Teka, con lo que hicimos fue suficiente. Indiscutiblemente, para superar al Nordhorn en las semifinales, será necesario completar un gran partido en Alemania.

P.- Llega la fase decisiva de la temporada y el CAI Aragón no responde como se le suponía.

R.- No podemos negar que el equipo no atraviesa por su mejor momento de forma. Se han encadenado unos resultados negativos que han generado cierta desconfianza en las posibilidades del grupo. Todos los conjuntos pasan por momentos altos y bajos en una temporada. El problema es que el bajón nos ha llegado en un momento decisivo.

P.- Se impone una reacción.

R.- Somos conscientes de ello. Si no se reacciona, no hay nada que hacer. Ahora llegan unos encuentros decisivos en los que es necesario ofrecer lo mejor de cada uno si queremos alcanzar los objetivos que nos hemos trazado en esta campaña.

P.- ¿Se imagina al CAI Aragón fuera de la final de la EHF?

R.- No. Todo el mundo sabe lo que hay en juego. A este equipo lo hemos visto todos jugar muy bien no hace tanto tiempo. Por ejemplo, contra el Chambery. Ese es el CAI Aragón que todos queremos ver en Alemania.

P.- El partido de vuelta se disputa fuera, pitan árbitros croatas, la cancha pueden estallar...

R.- Estamos poniendo demasiados peros antes de jugar el encuentro. Lo que tenemos que preocuparnos es de hacerlo bien nosotros. Luego, ya veremos el resto. Si rendimos a nuestro nivel, tenemos serias opciones de pasar. En cuanto a los árbitros, los croatas Lovric y Petkovic, el año pasado nos pitaron contra el Skjern danés en semifinales y la cosa fue bien. En estos momentos, el problema somos nosotros, y nosotros tenemos que solucionarlo. Nadie más.

P.- Claro y alto.

R.- La plantilla es buena, tenemos calidad, hay trabajo detrás y unos resultados notables hasta hace muy poco tiempo. No nos vamos a hundir ahora, a un paso de la final.

P.- Póngase en la situación de que el Nordhorn nos elimina.

R.- Prefiero pensar en positivo, pero si ese momentos llegara, habría que seguir luchando por el resto de metas de la temporada, por la Copa del Rey y por la quinta plaza liguera.

P.- ¿Qué opina de los críticos que sostienen que el CAI Aragón es un club ideal para jugadores acomodados?

R.- Que se equivocan quienes así piensan. Si hemos crecido a tanta velocidad, es porque intentamos superarnos todos los días.

P.- ¿Y los que afirman que en vez de contratos con algunos jugadores han firmado planes de pensiones?

R.- Sabemos lo que hemos firmado y con quién lo hemos firmado. Hay jugadores en la plantilla que han sido tentados por equipos muy grandes y han decidido quedarse. Eso no es firmar un plan de pensiones para el jugador, sino ir de la mano en un proyecto ilusionante.

P.- ¿En la plantilla hay algún jugador molesto que haya planteado marcharse?

R.- Esa es información de consumo interno. En cualquier caso, si alguien está a disgusto, lo mejor para él y para nosotros es que se marche. Él, quizá, se sienta más desarrollado en otro proyecto, y a nosotros también puede irnos mejor con otro jugador mucho más implicado en el nuestro.

P.- ¿Todos los jugadores están contentos con el entrenador?

R.- Es muy difícil que en una plantilla todos los jugadores estén contentos con el entrenador. Además, que todos los jugadores estén contentos no es el objetivo esencial, sino ganar partidos, satisfacer retos. El del domingo ante el Nordhorn, por ejemplo, es un reto precioso. Ahí quiero ver a los jugadores.

Etiquetas