Despliega el menú
Deportes

DIRECTOR GENERAL DEL CAI

Óscar Mainer: "La imagen del club ha sido dañada"

El cerebro del club naranja reclama una reacción inmediata después de la histórica derrota en Bregenz.

Mainer, con la herramienta de trabajo en las manos.
Óscar Mainer: "La imagen del club ha sido dañada"
HERALDO

La clasificación para la siguiente ronda de la Copa EHF en este caso no ha estado acompañada de demasiada felicidad.

El partido de vuelta en Bregenz ha sido una decepción muy grande para todos. La imagen del club ha sido dañada. Eso no se le espaca a nadie, aunque hayamos pasado la eliminatoria. El resultado de 26 a 15 no lo esperaba nadie. Además, solo marcamos cinco goles en la segunda parte. Es algo grave, serio. Nadie lo esperaba. Todo el mundo en el CAI Aragón es consciente de que no se puede volver a repetir.

 

¿Hubo exceso de conformismo?

Se puede, en cierta forma, jugar con el resultado. Pero ganar por 17 goles en la ida no da derecho a perder por 11 en le vuelta. La palabra ridículo no me gusta, pero yo, en algunos momentos del partido, sentí vergüenza.

 

No es sencillo encontrar unas palabras tan duras en unas declaraciones suyas.

Los jugadores tienen que ser conscientes de la camiseta que están defendiendo. Y alguno me parece que no se ha enterado todavía. Además de una camiseta, están defendiendo el nombre de un club, de una ciudad. Es muy fácil poner mala cara cuando uno no juega o disfruta de pocos minutos, y cuando tiene la oportunidad de reivindicarse da la imagen que ofreció ayer -por el sábado-. Así no se va a ninguna parte.

 

La cara de Domingo Aguerri y la suya eran un poema a la conclusión del encuentro.

Reflejaban lo que había ocurrido. Allí había aficionados que se habían desplazado, y otros que nos siguen desde Zaragoza. Fue duro. Hay muchas ilusiones, muchas entidades, muchas personas implicadas en este proyecto. No puede volver a pasar lo que ocurrió en Bregenz.

 

¿Fue un problema de aptitud o de actitud?

A este equipo lo hemos visto todos jugar fenomenal hace muy poco tiempo. Faltó actitud, eso está clarísimo. En Bregenz, o no se supo competir o no se quiso competir. La plantilla debe saber que se compite todos los días, que las rentas no valen para nada en deporte, que cada día se pasa un examen. El que no entienda este mensaje, no hace nada en el CAI Aragón. Se puede jugar mal, pero lo que no se puede consentir es que, a falta de juego, no se saque el orgullo, la raza. En Bregenz faltó sobre todo orgullo. Ellos no son mejores que nosotros, y nos superaron en todos los terrenos.

Nadie en el CAI Aragón, a excepción de Pablo Hernández e Ivan Stankovic, rindió a un nivel aproximado al habitual.

Ya le he dicho que lo pasé muy mal. Hubo una persona del otro equipo que me dijo surante el encuentro si estábamos jugando con el primer equipo o con el filial. Con eso le digo todo.

 

¿Tanto ha influido en el rendimiento la lesión de Gabor Grebenar?

Está claro que es un hombre vital en esquema del equipo. De eso no hay duda. Ahora bien, en el conjunto hay 14 hombres más. Quiero decir que, con Gabor o sin Gabor, había que haber disputado el partido. Y el CAI Aragón no solo no le ganó a un equipo inferior, sino que, lo que es peor, no llegó a disputar el partido.

 

A pesar de todo, se ha superado la eliminatoria europea. Ahora la lucha sigue en la Liga Asobal.

El sábado jugamos con el Antequera, y nos jugamos muchísimo. Es un partido complicadísimo. El calendario que queda es duro. No podemos perder la cabeza. Hay que ponerse las pilas ya. Es el momento de estar tranquilos y unidos. Estábamos jugando muy bien y hemos sumado un buen número de puntos. Hay que regresar a ese camino. Hay una plantilla y un cuerpo técnico capaces de desarrollar un proyecto muy bonito.

 

¿Sigue apostando por este equiop y por este proyecto?

Por supuesto. Si no, no estaría enimplicado en él.

Etiquetas