Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

Operación michelín

El sobrepeso ha acompañado y acompaña a algunos futbolistas. Ronaldo, McCarthy y Ronaldinho son los últimos ejemplos de esta lacra.

Ronaldo, entrenando la pasada semana en Brasil.
Operación michelín
SEBASTIAO MOREIRA/EFE

La obesidad y el fútbol son dos términos que deberían transitar por distintos caminos. Pero hay futbolistas que son noticia cuando pasan por la báscula. Su oronda silueta causa expectación y críticas. Ronaldo (Corinthians) y Benny McCarthy (West Ham) están siendo noticia estos días por su sobrepeso. Ronaldinho lo fue en julio. Una nómina que a lo largo de la historia han integrado futbolistas como el húngaro Puskas, el galés Southall o el mexicano Cuautémoc Blanco. El Real Zaragoza tuvo su ración con el brasileño Esquerdinha.

El delantero sudafricano Benni McCarthy, ha recibido una advertencia de su club, que asegura que si no pierde peso recibirá una importante multa. El ariete, de 32 años, llegó al club en enero, procedente del Blackburn Rovers, y sus problemas de sobrepeso ya le costaron el puesto en el Mundial. "Le hemos dado un estricto programa para que pierda peso, si no lo hace, le multaremos. Le hemos dicho que debe adelgazar un kilo a la semana y perder entre cinco o seis", expresó el dueño del club, David Sullivan.

El mandatario considera que el jugador "está entrenando muy bien", por lo que cree que "debe estar comiendo o bebiendo algo raro". "Pero no podemos pasar las 24 horas del día con él", destaca.

Por su parte, el técnico del West Ham, Avram Grant, que se estrenó el pasado fin de semana en el banquillo en la primera jornada de la 'Premier League' en una derrota ante el Aston Villa, reconoce que es poco probable que pueda contar con él a corto plazo.

"Es como un jockey con sobrepeso, no puede montar y nadie le paga, así que creo que estamos en nuestro derecho de decirle: 'no estás cumpliendo tu parte del contrato", considera Sullivan, que recalca que lo único que quieren es que esté "en condiciones de ser futbolista". "No le estamos matando de hambre, se trata de que no coma helados, pasteles... o beba vino", sentencia.

El ex madridista Ronaldo se incorporó la pasada semana a los entrenamientos del Corinthians con una imagen aterradora para un jugador profesional. Tanto estruendo supuso en la prensa, que su compatriota Kaká salió a animarle. Kaká y Ronaldo intercambiaron mensajes de apoyo a través de sus cuentas en 'Twitter' y prometieron a sus seguidores acallar a los críticos y volver a las canchas "a lo grande".

"Veo como las burlas referentes a mí (por el sobrepeso) ganan una gran proporción. En fin, sé que soy querido. No tengan dudas, daré la vuelta a esto una vez más", escribió Ronaldo en su sitio de la red social Twitter, después de participar en el Festival de Cine de Gramado, en el estado de Río Grande do Sul.

De inmediato, Kaká, quien fue operado de una rodilla y su regreso a las canchas está previsto para dentro de cuatro meses, dejó su mensaje para el ex compañero de la selección brasileña.

"¿Puedo dar esa vuelta junto a usted?", preguntó el centrocampista del Real Madrid, para una consecuente respuesta del máximo artillero en la historia de los mundiales: "Claro,'tamu' (apócope de estamos) juntos. Vamos a callar la boca de esa minoría que insiste en dudar de nosotros".

Ronaldo, quien recordó en su blog sus veinte años de carrera, admitió el viernes por primera vez que se encuentra "fuera de forma" para reaparecer en las filas del Corinthians, como se esperaba, en el partido de la Liga brasileña de ayer domingo frente al Avaí.

Una lesión y ahora el sobrepeso alejaron al goleador de las canchas, mientras que Kaká se operó después de participar con Brasil en el Mundial de Sudáfrica, en una intervención quirúrgica que causó controversia en España, Brasil y Bélgica, donde fue operado.

Ronaldinho, que finalmente se ha quedado en el Milan, ofreció una de las imágenes más impactantes del verano cuando fue 'cazado' en una playa brasileña con una barriga indigna de un astro del balón.

El Real Zaragoza también ha contado con 'gorditos'. El caso de Esquerdinha es uno de los más llamativos. Su obesidad todavía se recuerda entre la afición y fue sancionado económicamente por su sobrepeso tras una petición expresa del técnico blanquillo, Paco Flores.

Etiquetas