Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SD HUESCA

Onésimo: «Si bajamos los brazos iremos mal»

El entrenador del Huesca dice que el equipo está en un buen momento, pero advierte que si «nos distraemos con otros avatares volveremos a tener problemas», aseguró en su comparecencia previa al partido contra la UD Las Palmas.

Onésimo, durante un entrenamiento
Onésimo rezuma optimismo
JAVIER BLASCO

La SD Huesca visita el sábado a la UD Las Palmas en el estadio Insular de Gran Canaria en un buen momento sobre todo de resultados y pretende mantenerlo, aunque su entrenador, Onésimo Sánchez, advierte de que «si bajamos los brazos o nos distraemos iremos mal».

«Estamos bien pero tenemos que mejorar, y es importante tener un buen entorno y tenemos claro lo que debemos hacer porque si bajamos los brazos o nos distraemos con otros avatares volveremos a tener problemas», aseguró en su comparecencia previa al partido.

Para el encuentro ante los canarios, el técnico vallisoletano no podrá contar con su director de equipo sobre el campo, Lluis Sastre, por la lesión de menisco de la que ha sido intervenido.

«Lluis nos da esa pausa, esa tranquilidad, ese criterio, y ahora tendremos que buscar otras opciones y sobre todo la competición en esa zona del campo, y según los partidos veremos que hacemos», reflexionó.

El entrenador azulgrana alabó el juego de los grancanarios porque es un equipo que dispone de futbolistas de «mucha calidad» a los que «si les dejas jugar y pensar, o no estamos a un nivel alto, lo podemos pasar mal».

Para Onésimo los detalles o matices pueden decidir un encuentro dada la igualdad que existe. «Ellos tienen necesidad imperiosa de ganar porque tienen grandes jugadores y en su campo serán peligrosos».

«Es cierto que están encajando muchos goles, pero en el último partido ya no lo hicieron», recordó.

Al contar con veinticinco jugadores con ficha, cada partido el técnico pucelano debe dejar fuera de la convocatoria a siete futbolistas, algo que tiene asumido porque «está así, aunque me los llevaría a todos, pero también nos vendrá bien porque todos en cualquier momento nos pueden echar una mano».

Etiquetas