Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Oliveira: "Agapito y Herrera sabían qué me pasaba"

El ariete contradice a los dirigentes del club y dice que nunca estuvo en paradero desconocido y que les informó de su retraso. El punta anuncia que no habrá multa y que si tiene que quedarse lo hará. Pero espera una buena oferta para marcharse.

Ayer, Ricardo Oliveira habló tras su retardado regreso al seno de la plantilla del Real Zaragoza. Y el brasileño, como buen delantero, acabó utilizando en su discurso ese adagio que dice que la mejor defensa es un buen ataque. Sabedor de que está en pecado, consciente de que el zaragocismo le ha colocado encima un borrón de difícil limpieza por su actitud rebelde a la hora de volver de las vacaciones a un equipo al que él contribuyó a llevar a Segunda División (lo ha hecho con muchos días de retraso), quiso zanjar la cuestión con palabras y gestos de buena voluntad culminados con un ataque frontal a la prensa. Una nueva versión de la tesis de 'matar al mensajero'.

El primer acto de comparecencia consistió en repetir tres veces este argumento: "Si tengo que jugar en Segunda, voy a jugar. Con todas las ganas y toda la voluntad del mundo. Aunque tenga que dejar de lado algunos objetivos míos como los de la selección brasileña. Si me quedo, jugaré con toda la ilusión por el Zaragoza". Oliveira intentó dejar claro que las paces con Agapito están prácticamente firmadas. "En la reunión con Agapito, le expliqué el motivo de mi retraso. Le dije que lo que yo quería, lo antes posible, era volver a entrenar. Y de lo que vaya a pasar con mi futuro, es el club quien debe decidir. Yo lo que quiero es lo mejor para mí y para el club. No voy a pensar solo en mí. Eso se lo dije a Agapito mirándole a los ojos y, si lo mejor es que yo me quede aquí, hablaremos y no habrá ningún problema en quedarme. Agapito lo sabe", argumentó Oliveira.

El paulista no quiso decir cuáles son los motivos de su demora en volver de Brasil. Eso sí, considera que son lo suficientemente justificados como para que la entidad no le multe. "No. Las causas de mi retraso no se pueden saber. Si Agapito quiere decirlas, que las diga. Yo no pienso hacerlo. Las explicaciones que le he dado al club deben ser suficientes para que no haya sanción hacia mí. Pero, si quieren tomar otros caminos, lo entendería. Eso sí, por lo que me han dicho, no va a haber ningún castigo", explicó antes de atacar a los periodistas. Estoy enfadado porque habéis escrito y dicho cosas que han hecho enfadar a la gente. Que yo estaba echando un pulso al club, que estaba forzando mi salida... Agapito sabía que yo iba a llegar tarde. Herrera también lo sabía. Vosotros no os enteráis. ¿Quién ha dicho que yo no estaba dando señales de vida? Eso no es así. Una de las dos versiones (la del club y la del jugador) no es verdad. Seguro", anunció Oliveira. Eso es ahora algo evidente.

Etiquetas