Deportes

SD HUESCA

Ochoa regresó con la intención de seguir

El defensa riojano no escondió su alegría por su vuelta al once azulgrana, tras varios partidos sin entrar en las convocatorias.

Ochoa regresó con la intención de seguir
RAFAEL GOBANTES

El horizonte más próximo se le despeja a Quique Hernández. Los lesionados van sumándose al grupo y alguno de los que había quedado fuera de sus planteamientos ha mostrado una tarjeta de presentación de peso para volver. El juego desplegado contra el Dépor fue de quilates y tan solo queda rematar la faena con resultados positivos. Casi nada. Y encima es necesario sumar en unos partidos contra rivales de cuidado. El más próximo, el Hércules; el siguiente, el Barcelona B. Y los dos, fuera de casa. ¿Alguien dijo que esto iba a ser fácil? El equipo volvió ayer a los entrenamientos. En esta ocasión sobre el prado de la Escuela de Capacitación Agraria. Sorribas y Rivas ya están con los demás, Roberto y Rafel realizan carrera continua y su recuperación va por buen camino, y Lluis Sastre ya estuvo tocando balón con el fisio.

Tras el primer entrenamiento de la semana fue Ochoa quien puso palabras al estado del equipo y al suyo propio, después de varias semanas difíciles por no entrar en los planes del cuerpo técnico. El riojano recibió felicitaciones tras el partido que hizo ante los coruñeses el domingo donde estuvo espléndido. Y ni que decir tiene que quiere continuar en esa línea de juego. «Me sentí bien y quiero continuar. El ánimo es diferente, porque he pasado de muchas semanas de no ir ni convocado a jugar los primeros minutos del año quitando los partidos de Copa y contra el Alcoyano. A todos nos gusta jugar, pero decide quien decide y está claro que no va a tirar piedras contra su propio tejado. Si antes no he jugado es porque habrán pensado que hay otro jugador mejor que yo», señaló.

El defensa calcula que la salvación estará en 50 puntos y pone freno a cualquier tipo de euforia que hubiera surgido tras el juego contra el Dépor pese a la derrota. «Hacer 32 puntos en una vuelta va a ser muy complicado. Nos queda un partido para terminar la primera vuelta y hay que ganar. Luego veremos qué ocurre en la segunda. Habrá que ver cómo están el resto de los equipos y tendremos que pensar, también, en el golaverage».

Buen rival en casa

Sobre el Hércules, próximo rival del Huesca, Ochoa lo describió como un conjunto difícil en su casa. «Su entrenador trabaja muy bien y en su casa es muy fuerte. Seguro que quiere terminar entre los primeros para jugar la liguilla». El encuentro, además, tendrá el aliciente Gilvan. El centrocampista es pretendido por el club alicantino. El flirteo se extendió durante la pretemporada y no se esconde que en el actual mercado invernal se mantenga. A este respecto, el defensa riojano fue claro: «Si quieren ficharlo que sea a partir de la próxima semana». Más serio señaló que lo importante es que todas las partes salgan favorecidos por el acuerdo. Gilvan, señaló, no habla del tema en el vestuario y recalcó que «egoístamente, si se tiene que ir espero que sea después» de jugar el partido con el que se cerrará la primera vuelta de la temporada 2011/12, «o en el verano y al mejor equipo del mundo». El equipo regresa hoy a los entrenamientos con doble sesión. Por la tarde habrá un partido contra el filial, el Almudévar. La primera plantilla estará completada por jugadores del juvenil de División de Honor.

Etiquetas