Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Obradovic condiciona el resto de fichajes

>> Al lateral le hacen hoy una artroscopia para saber el alcance de su lesión de rodilla.>> Si la dolencia le obliga a parar, se le cederá a un club serbio y dejará libre una plaza de extracomunitario.

Obradovic, con la cabeza cubierta, se retira del último entrenamiento con los médicos
Obradovic condiciona el resto de fichajes
A PHOTO AGENCY/TONI GALÁN

Ivan Obradovic va a pasar definitivamente por el quirófano. Lo hace en la mañana de hoy en la Clínica Cemtro de Madrid para que el doctor Leyes, mediante una artroscopia diagnóstica, pueda informar con certeza del alcance de su lesión en la rodilla izquierda, si es que existe. Con esta decisión, el club pretende poner punto final a uno de los grandes misterios de la historia del club como es, desde hace cuatro meses, la invisible lesión de Obradovic, que le ha impedido ir convocado desde septiembre.

 

La iniciativa tiene muchísima repercusión en el devenir inmediato de la política deportiva del club. En medio de una revolución de la plantilla de grandes dimensiones como la que se está llevando a efecto, el hecho de que Obradovic siga o no en la plantilla a partir de hoy puede modificar decisivamente los planes del área deportiva. El motivo es capital: el lateral serbio ocupa plaza de extracomunitario, una de las tres permitidas por la normativa española. Si la lesión es importante, el club estaría en disposición de liberar ese puesto y permitir la llegada de un refuerzo con un perfil que, si Obradovic sigue en la plantilla, no tendrá nunca lugar.

 

Gerhard Poschner, el director general del Real Zaragoza, tiene muy clara la estrategia a seguir. Si la artroscopia diagnóstica de hoy revela que no hay una dolencia mínimamente preocupante, Obradovic seguirá aquí y, una vez se recupere de esta leve intervención quirúrgica (se estima que en dos semanas), volvería al grupo para pelear por un puesto en el equipo. Si, por el contrario, el doctor Leyes encuentra el desconocido motivo por el que Obradovic se queja cada semana de su articulación y necesita solucionarlo quirúrgicamente, el defensa será dado de baja automáticamente. En este caso, se prevé que el jugador pueda estar entre dos y tres meses de rehabilitación. Como su principal objetivo (y el del club) es que pueda jugar el Mundial de Sudáfrica con Serbia en junio, Poschner tiene preparado el camino para acometer una cesión a un club del país de origen de Obradovic, probablemente su equipo nodriza, el Partizan de Belgrado. Allí, junto a su familia y en su ambiente, el zaguero completará su recuperación, todavía podrá jugar algunos partidos de liga al final del torneo y estará en disposición de ser convocado por el seleccionador Radomir Antic para jugar el Campeonato del Mundo.

 

Hasta ahora, Poschner, Prieto y Herrera han escrutado los fichajes del mercado invernal teniendo claro que, a través del despido de Ewerthon, solo iba a quedar un hueco para traer un refuerzo extracomunitario. Y el elegido fue el chileno Suazo. A partir de hoy, una vez que se conozca el diagnóstico del doctor Leyes en las próximas horas, la trinidad del área deportiva de la SAD puede tener las manos libres para contratar a otro extranjero en cualquiera de los puestos que aún faltan por fortalecer. Y, por supuesto, quizá tengan que añadir a su lista de la compra la adquisición de un lateral izquierdo, dado que, sin Obradovic, Paredes se queda solo, únicamente secundado por el eventual Babic.

Etiquetas