Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Obligados ante la revelación de la ACB

El CAI necesita sumar de nuevo en casa ante un rival directo como el Valladolid, que ya lleva seis triunfos.

Los jugadores del CAI, durante un entrenamiento de esta semana.
Obligados ante la revelación de la ACB
OLIVER DUCH

Partían como dos claros rivales directos en la lucha por la permanencia, pero las once primeras jornadas hacen que CAI Zaragoza y Blancos de Rueda Valladolid se enfrenten con situaciones bien distintas. Mientras los aragoneses necesitan urgentemente un triunfo tras dos tropiezos consecutivos, los pucelanos llegan al Príncipe Felipe como una de las revelaciones de la ACB junto al Lagun Aro. El equipo de Abós suma cuatro triunfos en liga y afronta ahora dos compromisos seguidos como local, y ante sí tendrá a un conjunto que ya acumula seis triunfos y que viene de tutear al Regal Barcelona al que dejó en sólo seis puntos en el primer cuarto del encuentro que disputaron el pasado domingo. Los rojillos están obligados a crecer ante la sorpresa de esta temporada.

Pocos podían pensar antes de arrancar la campaña, que el Blancos de Rueda ocuparía actualmente la sexta plaza de la clasificación y que llevaría seis triunfos y sólo cinco derrotas. Pero así es. La situación del CAI está más acorde con su objetivo, pero las sorprendentes victorias de algunos rivales directos le aprietan las tuercas y casi le obligan a sumar cuanto antes.

La oportunidad es idónea, puesto que los de Abós tendrán dos partidos seguidos ante su afición. Pero este primero, ante el Valladolid, es fundamental, ya que todo hace indicar que dentro de unos meses puedan estar luchando por la permanencia, con lo que el encuentro es de los que valen doble.

El pívot Rafael Hettsheimeir insistía esta semana en olvidar las derrotas pasadas y mirar hacia delante. "Lo de perder partidos siempre es malo. Cuando ganamos estamos contentos y cuando los perdemos estamos mal, pero eso ha pasado ya y tenemos que pensar en los partidos que vienen, y el más importante es contra Valladolid".

Su compañero Pablo Aguilar apuntaba ayer al factor cancha como algo fundamental: "Creo que ahora mismo, con dos partidos seguidos en casa, estamos en un momento importante. Son dos rivales (Valladolid y Bilbao) que están muy bien, pero al tranquilizarse la liga y cuando empecemos a ganar, pueden ser rivales directos y estos resultados son muy importantes".

El granadino añadió que "este domingo es un partido difícil porque ellos vienen bien y tenemos que seguir sabiendo quiénes somos", y destacó del cuadro pucelano que es "un equipo que está jugando muy bien, con jugadores importantes a nivel estadístico en la liga. Van a venir con muchas ganas a seguir esa racha positiva y nosotros tenemos que salir a romper la nuestra negativa. Debemos pelear por ser un equipo difícil en nuestra casa. Estamos haciendo un buen trabajo, con buenos entrenamientos y eso se verá reflejado en el campo".

Ojo a los pivots rivales

Precisamente tanto el brasileño como el español serán protagonistas en el duelo del domingo, ya que ambos juegan en posiciones interiores y los pivots del Blancos de Rueda están jugando a un gran nivel. Hombres como Lamont Barnes, Eulis Báez o Marcus Slaughter están marcando diferencias en algunos encuentros. Hettsheimeir así lo reconocía, aunque apuntaba otro problema: "Son buenos pivots, pero también hay buenos jugadores exteriores como Van Lacke o Diego García, hay buenos tiradores... Es un buen equipo. Están jugando bien, el otro día contra el Barça en el primer cuarto sólo recibieron seis puntos haciendo buenas defensas. Pero nosotros tenemos que pensar en lo nuestro, trabajar duro y ganar aquí en casa".

El joven Aguilar también los considera adversarios de entidad. "Son buenos jugadores, con mucho peso dentro de la plantilla. Tenemos que salir mentalizados de ello, pero conscientes de que tenemos el respaldo de todo el equipo para defenderles, con ayudas exteriores. Tenemos que salir tranquilos, defender duro, atacar duro y buscar la victoria".

En este primer duelo oficial entre el CAI Zaragoza y el Blancos de Rueda Valladolid, ya que nunca habían coincidido desde la fundación de Basket Zaragoza 2002, se vivirá un duelo especial. El ala-pívot Nacho Martín regresará a la que fue su casa la campaña pasada y se topará con el propio Aguilar, quien fue su compañero hace unos años en Granada. Son como hermanos y así lo afirmaba el rojillo: "Con Nacho tengo muy buena relación. Coincidí con él en mi primer año en Granada y es una persona espectacular, muy buen tipo, un gran amigo y fue como un hermano mayor en aquel equipo. Como jugador siempre me ha gustado bastante y saldrá con ese extra de motivación. Será peligroso, tendremos que tenerle en cuenta".

Etiquetas