Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

TENIS

Nuevo desafío para Nadal

El número 1 del mundo busca su cuarto 'grande' consecutivo en Australia. El balear aspira a reeditar la hazaña de Rod Laver.

Rafael Nadal, durante un partido de exhibición
Nuevo desafío para Nadal
PAUL CROK

El número uno mundial, Rafa Nadal, buscará a partir de hoy, en el Abierto de tenis de Australia, llevarse el único Grand Slam que no ganó en 2010 y sumar así su cuarto 'grande' seguido. Sin embargo, su máximo rival, Roger Federer, hará todo lo posible para impedirlo. Desde que empezó la 'era Open', en 1968, aparte del australiano Rod Laver ningún jugador consiguió ganar seguidos los cuatro principales títulos del circuito (el Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos). Laver lo consiguió en un mismo año (1969) y el español Nadal podría lograrlo a caballo en dos temporadas (2010 y 2011), después de haberse llevado el año pasado los otros tres 'grandes'.

Precisamente, la posibilidad de encadenar su cuarto Grand Slam consecutivo no le quita el sueño a Nadal. "No siento ninguna presión especial, aunque tal vez sea ésta la única oportunidad que se me presente en la vida. Pero estoy seguro de que me siento menos favorito que Federer y no más favorito que Djokovic, Murray, Soderling y ese tipo de jugadores", señaló Nadal en Melbourne.

Una victoria en la tierra natal de Laver sería, además, muy simbólica para el mallorquín, que tiene un total de nueve títulos del Grand Slam en su haber. Nadal tiene a favor su suerte en el sorteo para la primera ronda. La mano inocente del veterano checoslovaco Ivan Lendl le deparó un primer partido contra el brasileño Marcos Daniel, número 96 del ránking ATP.

El español tendrá que recuperarse de la fiebre que sufrió la pasada semana en el torneo de Doha y que facilitó su eliminación, contra el ruso Nikolay Davidenko en la semifinal. Por suerte, todavía tiene unos días de descanso antes de que empiecen las cosas serias, con un probable partido contra Marin Cilic en la tercera ronda. El croata, número 15 mundial, se aprovechó del abandono de Nadal para llegar hasta la semifinal el año pasado. En cuartos, su compatriota David Ferrer, el ruso Mijail Youzhny o incluso el francés Michaël Llodra podrían ser los rivales de Nadal.

La semifinal es todavía una incógnita, en una parte del cuadro en el que juegan aspirantes al título como el sueco Robin Soderling, el británico Andy Murray o el francés Jo-Wilfried Tsonga. Pero en caso de superar todos estos obstáculos, el español se encontrará tarde o temprano con su máximo rival: Roger Federer, número 2 mundial, que en 2006 estuvo a punto de ganar los cuatro 'grandes' seguidos también en dos años, pero perdió Roland Garros, precisamente contra Nadal. El suizo aspira a ganar el que sería su quinto Abierto de Australia y acercarse a los seis títulos que consiguió la leyenda local, Roy Emerson, en los años sesenta. En caso de no revalidar su título en Melbourne, Federer lo tendría muy difícil para volver a ser el número 1 del mundo, su máxima aspiración. "Creo que es increíble lo que ha logrado Rafa. Eso de alguna forma lo hace favorito para el torneo. Ha estado jugando increíble", dijo Federer en conferencia de prensa en Melbourne.

El suizo tuvo menos suerte en el sorteo, con un estreno en la primera ronda contra el eslovaco Lukas Lacko (ganador de un set contra Nadal en Doha). También, podría cruzarse en la segunda ronda con el francés Gilles Simon, en un buen momento. Luego tendrá que deshacerse quizás del estadounidense Andy Roddick o del francés Gaël Monfils en cuartos antes de un posible cruce con el serbio Novak Djokovic, número 4 mundial, que acaba de conquistar la Copa Davis con su país. El serbio, que ganó en Australia en 2008 su único título de Grand Slam, podría romper en 2011 el monopolio Nadal-Federer en el palmarés.

Otros jugadores podrían dar la sorpresa, como los argentinos Juan Martín del Potro, que vuelve a jugar tras varios meses de baja, o incluso David Nalbandian. También habrá que contar con el ruso Davydenko, uno de los jugadores más imprevisibles del circuito.

Un torneo muy curioso

El Abierto de Australia de Tenis, entrama varias curiosidades. Por ejemplo, la competición se jugó por primera vez en 1905 y se ha disputado en seis lugares diferentes, entre Australia y Nueva Zelanda, antes de asentarse en Meloburne. Por otro lado, la cifra de personas que trabajan en el torneo superan las 2.600, incluidos recogepelotas, acomodadores, conductores, personal de los marcadores y jueces de silla.

Roy Emerson (1963-1967) y Margaret Court (1960-1966) mantienen los récords de mayores victorias individuales consecutivas (cinco y siete respectivamente). Además, en toda su historia, sólo dos jugadores fueron campeones sin partir como cabezas de serie.

Etiquetas