Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

"Nos han lastrado fallos pequeños"

José Luis Abós cree que el equipo siguió una buena línea, pero que las pérdidas y los errores en tiros fáciles les pasaron factura.

Joan Riera se va al suelo ante la presión del local Josep Franch.
"Nos han lastrado fallos pequeños"
ACB MEDIA

No estaba descontento José Luis Abós con lo que había visto en el Olimpic de Badalona. Y lo cierto es que su equipo no jugó mal, pero tampoco demasiado bien. De haberlo hecho se habría llevado un triunfo muy importante de tierras catalanas. Todos tenían la sensación de una gran oportunidad perdida, de que con algo más de agresividad atrás y cabeza fría en ataque se habría alcanzado el éxito, y el técnico apeló a pequeños fallos en forma de pérdidas o de errores en lanzamientos cómodos como causa de que el CAI siempre hubiera ido a remolque. A pesar de todo, el zaragozano reconoció en sala de prensa que se marchaba "satisfecho".

El entrenador rojillo repasó lo ocurrido durante los 40 minutos de juego y explicó que sus hombres no empezaron "con la intensidad que necesitábamos al principio y nos ha costado meternos en el partido durante el primer cuarto". Abós tenía claro los peligros del DKV, pero su equipo no pudo dar respuesta a ellos: "Sabíamos sus puntos clave y hemos intentado pararlos, pero no nos ha salido bien porque Carl English ha estado muy bien y McDonald nos ha hecho daño. No hemos estado con la intensidad defensiva apropiada".

Pero para el técnico aragonés todo cambió tras ese parcial inicial. "A partir del segundo cuarto hemos reaccionado un poco y en la segunda parte aún hemos jugado mejor. El problema han sido las pérdidas y canastas fáciles que hemos fallado, como bandejas sencillas que eran castigadas a continuación con canastas suyas. Eso nos ha hecho ir a remolque", relató. A pesar de todo, insistió en que su equipo tuvo "la fe de seguir trabajando hasta el final, pero se hacía cada vez más duro el pelear por algo que estábamos cerca pero que no nos poníamos arriba. Se ha hecho complicado".

José Luis Abós asumió que ayer "era un buen día" para haber vencido en Badalona. Pero esa opción desaprovechada no varió su pensamiento y añadió que "el equipo ha hecho un buen trabajo para intentar ganar, hemos creído en el triunfo y hemos apretado hasta el final e intentado hacer cosas diferentes para parar al Joventut. Pero creo que lo que nos ha lastrado mucho han sido esos pequeños fallos, esas canastas fáciles que no han entrado. Siempre lo intentábamos y no llegábamos".

En esta ocasión, la defensa rojilla no brilló y el CAI encajó 84 puntos, pero el entrenador zaragozano no cree que sea por relajación tras dos triunfos consecutivos en liga: "No hay ningún equipo que defienda a tope todos los partidos. Hay momentos mejores y peores, pero creo que durante el encuentro hemos seguido una buena línea. Se ha mejorado en la segunda mitad, hemos aumentado la intensidad y defendido mejor algunas situaciones, pero el equipo lo ha intentado hasta el final y se ha chocado siempre con el desacierto de esas canastas fáciles. Se hace duro mentalmente, pero me voy satisfecho".

Uno de sus hombres, Rafael Hettsheimeir, no se marchaba tan satisfecho del encuentro. De hecho, nada más concluir ya estaba pensando en el siguiente con la intención de mejorar. A su entender salieron "un poco mal. Al final nos hemos acercado, pero, como digo siempre, hay que seguir trabajando".

El brasileño insistió en un aspecto del partido, los puntos recibidos. "Nos han metido muchos puntos, tenemos que mejorar eso para igualar los partidos. Hemos hecho un esfuerzo final, pero no nos llegó para ganar. Hay que pensar ya en el próximo partido".

Su actuación, como la de todo el equipo, fue irregular. McDonald lo cargó pronto de faltas y en la segunda mitad mejoró tanto en defensa como en ataque. Pero no era un duelo fácil "porque ellos cierran bastante la zona y es difícil de jugar, pero hay que olvidarlo ya".

Con respecto a la primera vuelta, Hettsheimeir cree que las siete victorias "están muy bien, aunque ojalá fueran más. Estamos más cerca del objetivo que es salvarse. Cada partido es vital y hay que seguir adelante".

Ojo al banquillo de Unicaja

A lo largo de esta semana el CAI estará muy pendiente de su próximo rival, un Unicaja de Málaga que podría cambiar de entrenador. Aíto García Reneses fue ayer muy criticado por la no clasificación para la Copa, por su derrota ante el Gran Canaria y por un tiempo muerto que solicitó a tres segundos del final con 19 puntos abajo en el marcador.

Etiquetas