Deportes

PRIMERA DIVISIÓN

No se conforman

El pasado sábado hubo fiesta en el Camp Nou. 5-2 sobre el Atlético, exhibición de Messi y alabanzas colectivas. De repente, una voz discordante. Un osado que se atreve a llevar la contraria a todo el mundo para decir que el Barça no le gustó porque estuvo impreciso en el pase y concedió demasiadas ocasiones. El 'hereje' está legitimado para opinar, no es un cualquiera, es ni más ni menos que Pep Guardiola, campeón de todo en el banquillo azulgrana durante 2009, hasta del inconformismo.

El de Santpedor sabe que la principal amenaza para un equipo instalado en el éxito es la autocomplacencia. Empachado de ella dejó de pelear el Barça de Rijkaard tras la final de la Champions League en París en 2006. Ahora, tras la de Roma, el entrenador intenta que no ocurra lo mismo. El Barça, colíder con nueve puntos de nueve posibles, jugará en El Sardinero ante el Racing (22.00) espoleado por las críticas de Guardiola, que en la víspera insistió en su mensaje. "Podemos y debemos hacerlo mucho mejor", afirmó el técnico. "El sábado no estuvimos finos con el balón ni con las decisiones, acostumbramos a tocar lo más rápido posible, pero de forma simple y sencilla, con mucha circulación de pelota. Ante el Atlético no lo hicimos así", añadió.

Y se extendió en los motivos: "Somos un equipo que hacemos muchos remates de media, unos 16 o 17, y conseguiremos que nos lleguen pocas veces, seis o siete. Sin embargo, el otro día rematamos menos y nos llegaron más. Ganamos porque fuimos muy eficaces, pero nos faltó finura, quizás una consecuencia de la exigencia mental que tienen la mayoría de jugadores que ya han disputado en tan poco tiempo de temporada partidos decisivos con el Barça y con sus selecciones".

A Santander viajan los 19 disponibles de la plantilla, con las únicas ausencias de los lesionados Bojan y Gabi Milito, que ayer comenzó a tocar balón 17 meses después de su grave lesión de rodilla. Piqué, que acabó dolorido el duelo frente al Atlético, está recuperado, aunque es el principal candidato a descansar en el centro de la zaga, pues Puyol rotó el sábado y Márquez ya está en condiciones de jugar. El único fijo parece ser Chygrnskiy, quien al no tener ficha para la Champions será 'explotado' en la Liga. Debido a las rotaciones podría volver Touré al pivote en lugar de Busquets e Iniesta tiene muchas opciones de ser titular, aunque en su caso son partidarios de dosificar lo máximo posible sus minutos hasta que no adquiera confianza. Los canteranos Pedro y Jeffren pueden ser la sorpresa si Guardiola se decide a reservar a Henry (muy probable), Ibrahimovic o Messi (más improbable).

En el Racing destaca la presencia del central brasileño Henrique, cedido por el Barça porque a Guardiola no le convence su salida de balón. Munitis, compañero de Guardiola en la selección, será la principal amenaza en el ataque. "Contra nosotros siempre genera peligro", avisó el técnico azulgrana, recordando que el Barça sufrió mucho ante el Racing la pasada temporada: 1-1 en el Camp Nou y 1-2 en Santander porque Messi salió al final para remontar con dos goles milagrosos.

Etiquetas