Deportes
Suscríbete

FÚTBOL SALA

Nano, para ser grandes

La incorporación de Nano Modrego robustecería los objetivos del conjunto aragonés, que aspira a clasificarse para la Copa de España. El portero Juan Molina también está negociando su regreso a Zaragoza.

Nano Modrego ha vestido los colores del DKV Seguros y de la selección española.
Nano, para ser grandes
HERALDO

Estoy a gusto en Segovia, pero mi ilusión es jugar en Zaragoza. Todos confiamos en que la operación se cierre en breve. El Sala 10 puede tener un gran equipo y yo espero estar en él", reitera Fernando 'Nano' Modrego del Pino. Seis años después de su marcha, el artillero mayor del reino puede regresar a Aragón. Su presencia solo puede sumar en un Sala 10 que cuenta con prespuesto y debe contar con una plantilla capaz de meterse entre los mejores.

Nano se ha hecho grande. Ya tiene 29 años el chaval que un día debutó en la División de Honor con apenas 15 años apadrinado por Luis Ángel Corredera. Eran los tiempos del desaparecido Sego. Antes de cumplir la mayoría de edad, firmó por el Sala 10, entonces llamado Foticos. Un año nueve, otro año 24, otro año 37, Modrego no hizo otra cosa que meter goles. En la pista, en la verdadera democracia del deporte, reivindicó un rol dominante en el Sala 10. Fue pichichi del equipo y le llamó la selección nacional. Pero nunca recibió el reconocimiento económico que estimaba. Así, marchó hace ya seis años al Martorell, breve estancia a su fichaje por el Benicarló. Y después al Gudalajara y al Caja Segovia.

Nano, en esencia, siempre ha sido el mismo, siempre ha vivido del gol. Y sus equipos se han nutrido de esa ingente riqueza. Un año 26, otro 24, otro 26, otro 25 y otro 28. Un año se quedó corto y apenas llegó a la docena. Lo dicho: un año. En los demás, y ya son una decena, no baja de 24 golitos. No está nada mal. Mejor dicho, está muy bien. El Sala 10 lo sabe y por eso pretende repescarlo.

Por la misma razón que el Sala 10 quiere atraparlo, el Caja Segovia no lo pretende soltar. Es un seguro goleador. Lo era en tiempos de bonanza y lo es mucho más en los tiempos de crisis actual. Nano significa un aval, un cheque al portador. Cuando casi nadie puede pagar en la División de Honor de fútbol sala, el Sala 10 sí puede hacerlo. Sus patrocinadores son escasos, pero disfruta del respaldo económico del Gobierno de Aragón para poder construir un equipo de garantías.

A tres bandas

Para que Nano Modrego firme por el Sala 10, solo resta que el conjunto segoviano se haga con los servicio de Bácaro, jugador del Inter Movistar, o con un futbolista de características semejantes. Entonces, la entidad segoviana liberará al jugador aragonés del año de contrato que le resta. El acuerdo entre el Sala 10 y Nano Modrego es total. Ambas partes quedarán vinculadas por dos temporadas más otra opcional.

Hasta el momento, el club aragonés ha firmado al guardameta Didac, que llega cedido por el Barcelona, y a Keny, que ya demostró su categoría en el Caja Segovia. Santi Herrero conserva el núcleo central de la plantilla de la pasada temporada. El conjunto rindió a notable nivel en la primera vuelta, sobre todo en los encuentros a domicilio. En la segunda, sin embargo, el bloque se hundió por completo, obteniendo unos resultados muy pobres.

De cara a este curso, además de reforzar la portería, se están incorporando jugadores de marcado carácter ofensivo. Keny mira la portería rival y Nano Modrego tiene fijación con el gol. Queda claro con estas incorporaciones e intenciones el anhelo de los directivos del Sala 10 de ver un conjunto más ofensivo. Solo resta que Santi Herrero lo traslade a la pista, que el Sala 10 se olvide del juego especulativo y de contragolpe, solo eficaz a domicilio, y vaya a por los partidos de verdad. La segunda vuelta de la pasada campaña encendió la alarma de lo que aguarda de no cambiar de forma radical.

Además de Nano Modrego, el Sala 10 está negociando en estos momentos con el portero Juan Molina. Luego, podría incorporarse Carlos, cierre que llegaría cedido desde el Barça. También se puede abrir la negociación con Carlos San Miguel, un jugador con calidad sobrada para militar en el Sala 10.

Etiquetas