Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ABIERTO DE EE. UU.

Nadal pasa a cuartos tras vencer a Monfils y recupera la sonrisa

Rafael Nadal en Nueva York
Nadal pasa a cuartos tras vencer a Monfils y recupera la sonrisa
REUTERS

La noche empezó mal, pero terminó de maravilla para Rafael Nadal. Su victoria con remontada incluida sobre Gael Monfils le dio el pasaporte a cuartos de final del US Open y además le permitió adelantar momentáneamente en el ranquin a Andy Murray, actual número dos.

Minutos antes de la medianoche en Nueva York y con un colmado estadio Arthur Ashe como escenario, Nadal terminó de cerrar su victoria sobre el francés Gael Monfils (13) por 7-6 (3-7), 6-3, 6-1 y 6-3, en dos horas y 45 minutos de juego. Previamente en la jornada, Murray había perdido por sorpresa ante el croata Marin Cilic.

De esta manera, el español aparecerá el lunes nuevamente como escolta del suizo Roger Federer en el escalafón de la ATP, a menos que el jueves caiga en cuartos ante Fernando González y Novak Djokovic gane el título en Nueva York, con lo cual sería el serbio quien se quede con el segundo lugar, según anunció la ATP.

La ATP rectificó así la información proporcionada horas antes por el propio organismo, que aseguraba que un triunfo de Nadal sobre Monfils bastaba para que el español se asegurara recuperar el número dos en el próximo ránquin. Murray desplazó al mallorquín de ese puesto el 16 de agosto.

Precisamente en 2008, Murray había frenado el envión ganador de Nadal en el US Open al que había llegado como flamante primera raqueta del mundo. Y hasta hoy el español de 23 años tiene la espina clavada de que el torneo neoyorquino sea el único Grand Slam cuyo trofeo falta en su vitrina.

El jueves, Nadal dirimirá un cupo en semis con el chileno González, verdugo de otro francés, Jo-Wilfred Tsonga. El español tiene un récord favorable de 6-3 con el chileno.

Nadal no la pasó bien frente a Monfils durante un set y medio. Sin poder apoyarse en su saque -de hecho no convirtió ningún ace- como consecuencia del dolor en la zona abdominal que lo viene martirizando en las últimas semanas, al español le costó imponer su juego.

A Monfils le sobra talento y tiene un servicio que a veces se hace sentir. El francés quebró para 3-1 y Nadal devolvió el favor en el noveno juego. Así llegaron al tie-break, que el jugador negro se llevó con solvencia y ganándose de paso la simpatía de los hinchas, por su vocación de "showman" sobre la pista.

El ex número uno parecía cabizbajo y aún cuando ganaba un punto difícil, tras un largo peloteo, apenas si celebraba. Era el mismo Nadal que se había visto por momentos en sus victorias anteriores, ante el alemán Nicolas Kiefer y su compatriota Nicolás Almagro.

Pero todo cambió en el sexto punto del segundo set. Nadal quebró con un tiro cruzado y se fue 4-2 arriba. Monfils rompió de inmediato pero el español redobló la puesta y con otro break, en su cuarto set point, se alzó con la manga.

Monfils ya había dado muestras de cansancio y pareció perder de golpe la magia de sus golpes. Nadal entonces sacó a relucir la chapa de quien está en la primerísima elite del tenis y tiene experiencia en estas lides. Y mientras su rival caía en un festival de errores no forzados (63 en total), sin sobrarle nada Nadal hacía su negocio en el tercer set, con tres quiebres.

Hubo un intento de regreso al partido de Monfils en la cuarta manga -Nadal quebró en el cuarto juego y el francés lo imitó en el siguiente-, pero el español marcó territorio con un nuevo break y festejó la obtención de un cupo entre los ocho mejores del US Open.

Si pasa a González, tal vez el argentino Juan Martín del Potro lo espere en semis. Y si después de ello todavía sigue en pie su sueño podría tener que dirimir un nuevo título con el suizo Roger Federer, pero esta vez de manera inédita en la Gran Manzana, en los últimos cinco años territorio "sagrado" del mejor tenista del mundo.

Etiquetas