Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CONDE DE GODÓ

Nadal y Ferrer ya están en cuartos y Robredo se sube al tren de los favoritos

Nadal venció al también español Feliciano López y se medirá en cuartos con Juan Ignacio Chela.

Rafael Nadal continúa con paso firme hacia su cuarto Godó consecutivo. El número dos mundial venció al también español Feliciano López (6-4 y 6-3) con la misma solvencia que ganó a Potito Starace, y este viernes le espera en cuartos de final Juan Ignacio Chela, el único superviviente argentino en el cuadro del torneo.

Nadal, que no cedió ni un solo juego con su servicio, va engrasando la máquina para dar lo mejor de sí en las últimas rondas, como en él es habitual. Este viernes, de nuevo en horario de 'prime time' y con la pista central abarrotada, volverá a poner en marcha su rutina de juego: ritmo, intercambio y desgaste hasta que reviente el rival de turno y, después, que pase el siguiente.

El jugador que tendrá el honor -o la desgracia- de medirse al 'rey de la tierra' batida será Chela, verdugo del letón Ernests Gulbis (2-6, 6-4 y 6-3) y que sólo ha ganado a Nadal en uno de cuatro enfrentamientos (sobre el cemento de Cincinatti en 2004).

A Chela le han dejado solo en este Godó sus compatriotas David Nalbandián y Guillermo Cañas, quienes hoy no dieron la talla. El de Córdoba, tercer cabeza de serie, acabó desquiciado en su partido con el suizo Stanislas Wawrinka (6-3 y 6-1), quien se enfrentará en la siguiente ronda al español Albert Montañés, que en el primer partido de la jornada eliminó al ruso Mikhail Kukushkin (6-3, 3-6 y 6-3).

Nalbandián dispuso de diez bolas para romper el saque de su rival en todo el partido y sólo supo aprovechar una. Al final, toda su impotencia la pagó su herramienta de trabajo, la raqueta, a la que maltrató en algunos puntos decisivos en un signo inequívoco de desesperación.

El bonaerense Cañas, finalista el año pasado, corrió la misma suerte que su compatriota, ante un Tommy Robredo intratable (6-1 y 7-5), que ayer ya tuvo un gran debut ante el holandés Robin Haase y que se subió -en la pista y en la sala de prensa- al tren de los favoritos.

Tommy, sexto cabeza de serie del torneo, dice tener "muy buenas sensaciones" y sueña, por qué no, en volver a ganar un trofeo que ya levantó en 2004, justo antes de que empezara la 'era Nadal' en el RCT Barcelona.

Para ello, el gerundense tendrá que derrotar en cuartos a David Ferrer, segundo favorito, y al que tiene ganas de ganar en casa, después de que el alicantino hiciera lo propio hace unas semanas en las semis del torneo de su tierra, Valencia.

Ferrer no anduvo nada fino ante el ecuatoriano Nicolás Lapentti, ante el que tuvo que remontar un set en contra (4-6, 6-4 y 6-3) y que le hizo sudar de lo lindo durante dos horas y media.

El de Jávea dice no dormir bien, estar "bastante cansado" por la acumulación de partido, y no del todo adaptado ni a la pista ni a las bolas que se utilizan en este Godó, pero se ha marcado como objetivo, por lo menos, repetir en la capital catalana las semifinales del año pasado.

Etiquetas