Despliega el menú
Deportes

CAI BALONCESTO

Motivos para creer en Badalona

El CAI debe reponerse del golpe sufrido el pasado domingo ante un Joventut que piensa más en el 'playoff'

El triple convertido por Javi Salgado es una lanza clavada en el corazón del CAI Zaragoza. Jugadores, técnicos y aficionados todavía lloran tamaña desilusión, la enésima ocasión desperdiciada para atrapar el salvavidas de la permanencia a la ACB. Una frustración comprensible pero que debe ser aparcada con urgencia, al menos mientras las matemáticas ofrezcan un resquicio de optimismo. Un tren con dos paradas terminales, la primera en Badalona el próximo jueves y, la definitiva, frente al Murcia en el Príncipe Felipe la próxima semana. En espera del juicio final contra los murcianos, el CAI no puede desperdiciar la cita contra el DKV Joventut. Estos son los incentivos:

 

 

1 El Joventut, con los deberes hechos. El CAI ingresará en el Olímpic con la imperiosa necesidad de vencer. Su precaria situación en la tabla no le permite desestimar opciones. Por el contrario, el conjunto catalán ha realizado prácticamente todos sus deberes en la liga regular. La escuadra de Sito Alonso está ya clasificada para los 'play offs' por el título y parece predestinada a concluir en la quinta posición. A falta de dos jornadas, únicamente puede aspirar a arrebatar al Real Madrid la cuarta posición, que conlleva el factor campo en la primera eliminatoria.

 

Sin embargo, esa meta se antoja muy lejana. Los blancos aventajan en un triunfo más el 'average' particular a los verdinegros (les doblegaron en tanto en el Olímpic como en Vistalegre). Para que el Joventut concluyera cuarto, debería ganar al CAI y en Fuenlabrada y que el Madrid sucumbiera en Vistalegre contra el colista Menorca y en su visita a Manresa.

 

Ante esta tesitura, la lógica invita a pensar que Sito Alonso no forzará hasta los límites a sus jugadores. Las lesiones han martirizado a su plantel a lo largo de esta campaña y dispone de dos semanas para poner a punto a sus hombres con vistas a los 'play offs'.

 

 

2 Antecedentes positivos. CAI y Joventut han disputado dos encuentros en el presente ejercicio, todos en el Príncipe Felipe. En ambas ocasiones, los rojillos se han mantenido vivos hasta el último momento. En la Supercopa los aragoneses maravillaron con un convincente recital (96-81). Pese a la baja por lesión de Ricky Rubio, fue un excelente presagio ante la temporada de regreso a la elite. Desafortunadamente, las expectativas no se han cumplido.

 

En enero se produjo el segundo 'round' de este cara a cara. Propulsados por un Paolo Quinteros arrollador (31 puntos), los entonces pupilos de Curro Segura presentaron batalla durante los 40 minutos. El 84-87 final reflejó la extrema igualdad que gobernó el choque.

 

 

3 Un fortín asaltado. El Olímpic de Badalona no se antoja como el escenario ideal para que el CAI retome el camino correcto. Los verdinegros han cedido cinco derrotas en su cancha. Cuatro de ellas fueron contra los cuatro grandes de la ACB (Real Madrid, TAU, Barça y Unicaja). La quinta fue a manos de un Cajasol redimido por el acierto de su fichaje salvador, Tucker.

 

La Penya no ha mostrado una temible suficiencia en casa. Le ha costado un mundo despachar a rivales teóricamente inferiores, como Estudiantes o Fuenlabrada, a los que superaron por dos puntos.

 

 

4 Igual como local que como visitante. El CAI ha ganado los mismos partidos en el Príncipe Felipe que a domicilio (Gran Canaria, Cajasol, Ricoh Manresa y Granada). Ha firmado dos victorias en las cuatro últimas visitas. Es una diminuta pero apreciable luz dentro de la oscuridad que acompaña a los rojillos. Lejos del Zaragoza y, en cuentagotas, el equipo ha exhibido una pulsión competitiva que debería reaparecer en Badalona.

 

Etiquetas